El CEU premia a jóvenes provida

Colaborador
Foto: CEU

El exdiputado José Eugenio Azpiroz se mostró este lunes feliz de compartir con un grupo de jóvenes el Premio en Defensa de la Vida que le otorgó el Instituto CEU de Estudios de la Familia y la Asociación Católica de Propagandistas. «Sois –les dijo– un faro que debe aumentar la luz en esta creciente oscuridad» y desesperanza ante las violaciones «sistemáticas» del derecho a la vida. «Nuestra legislación –denunció– establece el derecho al aborto, aunque algunos dirigentes no se quieran enterar». Al mismo tiempo, «se mercantiliza la maternidad con el contrato de vientres de alquiler».

Estos premios son una nueva iniciativa de la ACdP y del Instituto de Estudios de la Familia, y se dividen en un Premio a la Defensa Pública de la Vida –que recibió Azpiroz– y tres Premios a la Creatividad en Defensa de la Vida, destinados a estudiantes del CEU. El primero de estos premios se otorgó a Tomás Ignacio Páramo –en la foto–, que hace tres semanas fue padre y compartió su experiencia en un relato. María Herminia Ortolá ganó el segundo premio, por un vídeo irónico en el que un joven matrimonio agradece una supuesta modificación de la ley que les ha permitido abortar a su hijo de dos años. El tercer premio recayó en dos alumnas del máster universitario en Psicología General Sanitaria, que han desarrollado un programa de prevención del suicidio, primera causa de muerte no natural en nuestro país. Pocos días después de que el INE publicara que en 2014 los suicidios alcanzaron una cifra récord –3.910– por tercer año consecutivo, Ángela Socastro y Laura Sanz presentaron su proyecto, destinado a que los familiares y compañeros de jóvenes con tendencias suicidas sepan detectar los signos de alarma y actuar frente a ellos.