El cardenal Pell, declarado culpable de varios delitos sexuales - Alfa y Omega

El cardenal Pell, declarado culpable de varios delitos sexuales

Tras conocerse el veredicto, y hasta que se resuelva el recurso que presumiblemente presentará la defensa de Pell, la Santa Sede ha confirmado las medidas cautelares ya establecidas contra el cardenal: prohibición del ejercicio público del ministerio y del contacto con menores

Redacción
Foto: AFP/Asanka Brendon Ratnayake

Tras conocerse el veredicto, y hasta que se resuelva el recurso que presumiblemente presentará la defensa de Pell, la Santa Sede ha confirmado las medidas cautelares ya establecidas contra el cardenal: prohibición del ejercicio público del ministerio y del contacto con menores

Un tribunal australiano ha declarado al cardenal George Pell, responsable de Finanzas del Vaticano y exasesor del Papa Francisco, culpable de cinco cargos de delitos sexuales cometidos hace más de dos décadas.

El veredicto se ha hecho público este martes después de que se levantara por orden judicial la confidencialidad que pesaba sobre el caso. La sentencia, sin embargo, se conocerá a principios de marzo. El cardenal se enfrenta a 10 años de cárcel por cada uno de los delitos.

Tras conocerse el veredicto, y hasta que se resuelva el recurso que presumiblemente presentará la defensa de Pell, la Santa Sede ha confirmado las medidas cautelares ya establecidas contra el cardenal: prohibición del ejercicio público del ministerio y del contacto con menores.

Pell, que se había declarado inocente de todos los cargos, se convierte así en el clérigo católico más importante del mundo en ser condenado por delitos sexuales contra niños.

El exasesor del Papa fue declarado culpable por unos hechos sucedidos hace 22 años contra varios niños en la sacristía de la catedral de San Patricio en Melbourne, donde Pell era arzobispo.

Cumbre antipederastia

El veredicto se ha hecho público justo al terminar la cumbre antipederastia cuando la Iglesia católica trata de lidiar con una creciente crisis de abuso sexual infantil, después de los escándalos en Estados Unidos, Chile, Alemania y Australia.

Precisamente, al concluir el encuentro el Papa hizo un «llamamiento a la lucha contra el abuso de  menores en todos los ámbitos, tanto en el ámbito sexual como en otros, por parte de las autoridades y de todas las personas, porque se trata de crímenes abominables que hay que extirpar de la faz de la tierra».

«Se administrará justicia»

Al conocerse la condena, el presidente de la conferencia episcopal australiana, Mark Coleridge, ha asegurado que «los obispos estamos de acuerdo con que todos deberían ser iguales ante la ley y respetamos al sistema legal australiano».

Este mismo sistema, confía el presidente, «considerará la alegación que ha presentado el equipo del cardenal». De todas formas, «nuestra esperanza es que a través de todo este proceso se administrará justicia».

Por último, Coleridge ha asegurado la oración del episcopado australiano por «las víctimas y sus familiares» y se ha comprometido «de nuevo a hacer todo lo posible para hacer de la Iglesia un lugar seguro para todos».

Alfa y Omega/Agencias