El cáncer aboca cada año a 25.000 personas a la exclusión social en España - Alfa y Omega

El cáncer aboca cada año a 25.000 personas a la exclusión social en España

La Asociación Española contra el Cáncer calcula que padecer esta enfermedad suele costar entre 150 y 300 euros al mes por gastos como pelucas, analgésicos o cremas. En España hay 11.000 trabajadores por cuenta propia que, tras serles descubierto un tumor, pasan a cobrar 395 euros al mes. Hay en total unos 25.000 enfermos de cáncer para los que las cuentas no cuadran, como los más de 5.000 desempleados que han agotado su prestación

Redacción

Cada año unas 25.000 personas con cáncer en España están en riesgo de exclusión social a causa del diagnóstico de esta enfermedad, que trastoca su vida en todos los sentidos. La situación es especialmente difícil para las personas desempleadas que no cobran ningún tipo de prestación, 5.232 anualmente, que se ven obligadas a decidir entre pagar las facturas o las medicinas.

Estos son algunos de los datos del Estudio El impacto económico del cáncer en las familias en España, realizado por la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) con motivo del Día Mundial del Cáncer, que se conmemora este domingo.

La situación es también especialmente difícil para los 11.000 trabajadores por cuenta propia que son diagnosticados de cáncer, de los cuales más del 80 %, al cotizar por la base mínima, tienen que sobrevivir con 395 euros durante su baja laboral.

Con esta cantidad, la persona enferma tendrá que hacer frente a los gastos diarios más aquellos derivados de la enfermedad, que la AECC tiene cuantificados en 150 euros mensuales de media en un caso tipo de cáncer de mama (pelucas, transporte no urgente, analgésicos, cremas para la piel para protegerla de los tratamientos radioterápicos, etc.), pero que podrían aumentar hasta los 300 euros en un caso de cáncer gástrico, por ejemplo.

Este es el caso de Pilar Ruiz, paciente de cáncer gástrico que tiene que vivir con un sueldo menor de los 700 euros y sus gastos mensuales derivados de la enfermedad son de 300 euros porque al no tener estómago necesita una alimentación especial que no está subvencionada por la sanidad pública.

«He pasado de tener una vida estable a nivel salud y trabajo a una inestabilidad en los dos terrenos. Ahora tengo unos gastos fijos de 300 euros derivados del control de las secuelas del cáncer de estómago que padecí», indicó.

El estudio también se fija en un tercer colectivo especialmente vulnerable, que son aquellas personas con cáncer cuyo salario es menor a 710 euros al mes, Salario Mínimo Interprofesional establecido en 2017. Cada año se encuentran en esta situación 3.744 personas que, al ver su salario reducido en un 25%, están en claro riesgo de exclusión social.

A la vista de esta situación, Ignacio Muñoz Pidal, presidente de la AECC, pide al Gobierno «crear un Plan de Protección Integral a las Familias con Cáncer con medidas concretas orientadas a evitar esta situación de vulnerabilidad y desde la AECC nos ponemos a disposición de las administraciones públicas para empezar a trabajar en él».

Servimedia / Redacción