El actor de Hollywood Gerard Butler viaja a Liberia y Haití para conocer el trabajo de Marys’s Meals

La organización benéfica, que ha tenido que adaptar sus programas para seguir alimentando a 1,6 millones de niños vulnerables ahora que no van al colegio, acaba de lanzar un documental con la visita del actor a ambos países

José Calderero de Aldecoa
Foto: Mary’s Meals

La organización benéfica, que ha tenido que adaptar sus programas para seguir alimentando a 1,6 millones de niños vulnerables ahora que no van al colegio, acaba de lanzar un documental con la visita del actor a ambos países

El conocido actor de Hollywood Gerard Butler ha salvado la vida del presidente de Estados Unidos encarnando al agente Mike Banning en la película Objetivo: la Casa Blanca. También la de sus compatriotas espartanos, ejerciendo de rey Leónidas y saliendo a la batalla contra el poderoso Jerjes con tan solo 300 soldados. «Y luego [en la vida real] vas a Liberia y Haití» y te encuentras con los auténticos héroes: «Los maestros en las escuelas» y «los niños que vienen aquí cada día con el estómago vacío para obtener una educación».

Son las palabras del propio Butler, que visitó ambos países justo antes de la pandemia del COVID-19 en compañía del fundador de Mary’s Meals, Magnus MacFarlane-Barrow, para ver de cerca el trabajo que la ONG desarrolla allí. «Hacer este viaje me impactó desde muchos ángulos diferentes: emocional, espiritual y físicamente. Cada comida servida por Mary’s Meals es un pequeño pedazo de amor. Y eso llega a las familias y comunidades y da esa sensación de esperanza. Es la diferencia entre un niño diciendo: “Quiero sobrevivir mañana” o “Quiero ser médico”», cuenta Butler.

La visita del actor se ha materializado además en una película-documental, Love Reaches Everywhere (El Amor Llega a Todas Partes), que Mary’s Meals acaba de publicar en su página web: marysmeals.es. «Al compartir sus experiencias con Mary’s Meals a través de esta película, Gerry nos está ayudando a poner el foco en los niños que alimentamos y a asegurarnos de que sus voces no se pierdan», explica el fundador de la organización benéfica.

El cortometraje está grabado antes de la crisis del coronavirus y «muestra el poder transformador de la educación y la desesperante necesidad que tienen algunos de los niños más vulnerables del mundo de recibir alimentos en la escuela», subrayan desde Mary’s Meals.

Precisamente, la ONG financia programas de alimentación escolar en 19 países. Los niños reciben a diario la comida en su lugar de educación y así se sienten alentados a acudir a la escuela, donde a su vez recibirán una educación que les podrá ayudar a salir de la pobreza.

Adaptación del sistema

Poco antes de que la pandemia se extendiera por todo el mundo, Mary’s Meals había anunciado que estaba proporcionando comidas diarias a 1.667.067 niños en su lugar de educación. Pero la organización tuvo que replantear su sistema para continuar alimentando a los niños vulnerables ahora que la crisis sanitaria ha cerrado los colegios de medio mundo.

La ONG ha tenido que adaptar sus programas para continuar alimentando a todos los niños, que ahora recibirán la comida en sus propias casas y no en el colegio. La distribución de los alimentos –y también artículos esenciales de higiene– se está llevando a cabo en colaboración con los gobiernos locales y con una red de voluntarios de las propias comunidades.

«Durante muchos años hemos estado trabajando juntos en lugares de incertidumbre y miedo para servir nuestras comidas a los más pequeños y, de esta manera, dar entrada a la esperanza. Las comunidades a las que servimos son especialmente vulnerables en este momento de crisis sin precedentes, y nuestro trabajo no puede detenerse. Los suministros alimentarios y de higiene que distribuimos son absolutamente vitales para ayudar a las familias a alimentar a sus hijos y protegerse de la propagación del virus», ha comentado Magnus MacFarlane-Barrow.

J. C. de A.