«Dios no coge vacaciones». La Adoración Perpetua busca adoradores para verano - Alfa y Omega

«Dios no coge vacaciones». La Adoración Perpetua busca adoradores para verano

María Martínez López

Durante las vacaciones, en las capillas de Adoración Eucarística Perpetua faltan voluntarios. Aprovechando que muchas están en lugares de veraneo, sus promotores han lanzado una campaña para invitar a la gente a hacerse cargo de un turno durante alguna semana o un mes. «Es una oportunidad para dedicarle al Señor más tiempo y de más calidad de lo que podemos hacerlo durante el resto del año», afirman

¿Vas de vacaciones a Marbella, Málaga, Nules, Alicante, Benidorm, Elche, Valencia, Alzira, Gandía, Murcia o Palma de Mallorca? ¿Quieres conjugar el descanso y el ocio con una oportunidad para profundizar en tu relación con Dios? O bien, ¿te tienes que quedar en casa, pero vas a tener más tiempo y te gustaría hacer algo bueno con él?

En respuesta a todas estas preguntas, los responsables de la Adoración Eucarística Perpetua en España han comenzado una campaña para, a través de mensajes por Whatsapp y del boca a boca, invitar a todas las personas a involucrarse en alguna capilla de adoración durante las vacaciones.

«En verano, en las capillas suele haber una reducción del números de adoradores, porque mucha gente se va de vacaciones a otra ciudad», explica Javier Taberner, coordinador de la capilla de Valencia. Normalmente, «los propios adoradores buscan a sus sustitutos», y «los responsables y coordinadores se encargan de que todos los turnos queden cubiertos».

Sin embargo, «en ocasiones es necesario contactar con voluntarios que estén dispuestos a cubrir algún turno de adoración durante esta época del año. Pueden apuntarse sólo un par de semanas o un mes», para cubrir esos turnos que han quedado huérfanos y que volverán a la normalidad en septiembre.

Para el verano no sea el invierno del alma

Pueden ser veraneantes que sólo están en esa localidad de forma temporal, o personas que durante el curso no tengan la posibilidad de hacerse cargo de un turno. «Si en verano alguien tiene más tiempo libre –afirma Javier–, es una oportunidad para dedicarle al Señor más tiempo y de más calidad de lo que podemos hacerlo durante el resto del año. Es cuando se puede poner un freno a la carrera frenética de todos los demás días. De esta forma, el verano pasa a ser de un tiempo de relajación y de enfriamiento espiritual», como es a veces, «a un tiempo de trato más personal con el Señor. El Señor no coge vacaciones, y también en verano está esperándonos para que descansemos en Él».

Las Capillas de Adoración Perpetua en España «son una gracia muy grande del Señor. En esta época de menos adoradores podemos ayudar, y además acudir a estar con el Señor en nuestro lugar de vacaciones», concluye.

De momento, ya hay capillas de adoración perpetua en 38 ciudades de 13 comunidades autónomas. Son: Andalucía (Sevilla, Marbella, Cancelada [Málaga], Córdoba y Villaviciosa); Aragón (Zaragoza); Asturias (Avilés y Oviedo); Baleares (Palma de Mallorca, calle Calatrava, 12); Castilla-La Mancha (Toledo, Torrijos, Oropesa de Toledo, Talavera de la Reina); Castilla y León (Palencia, Burgos, Valladolid, Salamanca); Cataluña (Barcelona –monte Tibidabo–, Badalona); Extremadura (Cáceres, Almendralejo); Madrid (tres en la capital, Getafe, Valdemoro, Alcalá de Henares, Móstoles); Murcia (Murcia); Navarra (Pamplona); País Vasco (Bilbao, Vitoria, San Sebastián); y Valencia (Nules, Alicante, Benidorm, Elche, Valencia, Alzira y Gandía). Las direcciones se pueden consultar en http://adoracionperpetua.info/

María Martínez López