Detienen a 70 católicos en Washington tras protestar contra la política migratoria de Trump

En el marco de la celebración de la jornada católica de acción en favor de los niños migrantes, 200 personas –laicos, religiosos y sacerdotes– reclamaron al Congreso y a la administración Trump que acabe con las «inmorales e inhumanas detenciones de niños migrantes»

Redacción
Foto: AFP/Brendan Smialowski

Washington vivió ayer un episodio más de la defensa de la Iglesia católica de los migrantes, especialmente los niños, y contra las políticas migrantorias de Trump. Protestas que acabaron con una acto no violento de desobediencia civil después de que 70 de los 200 manifestantes que se congregaron ante el Capitolio entrasen en un cercano edificio del Senado, el Russell Senate Office Building, para hacer ruído y presionar tanto al Congreso como a la administración Trump para que acabe con «las inmorales e inhumanas detenciones de niños migrantes», una acción que provocó el arresto de los participantes.

Antes del acto de desobediencia civil, laicos, religiosas, religiosos y sacerdotes en representación de 200 organizaciones exigieron cambios drásticos en las políticas migratorias. Hubo tiempo para la oración, para los cantos y también para las intervenciones de distintos líderes católicos. Es el caso de la directora ejecutiva de la LCWR (Conferencia de Mujeres Religiosas), la hermana Carol Zinnm, que las sociedades no serán juzgadas por su Producto Interior Bruto ni por sus éxitos económicos, militares o políticos. «No, las civilizaciones y las culturas son y serán juzgadas por cómo tratan a los más vulnerables, marginados, pobres y oprimidos».

Y continuó: «Estamos hoy aquí por nuestra fe. Es el mensaje del Evangelio el que nos obliga a actuar ahora. También los valores de nuestra patria. […] Hemos visto el dolor, el sufrimiento, el miedo y el trauma de nuestras hermanas y hermanos de la frontera sur de primera mano. Estos últimos meses, a medida que la crisis humanitaria se ha intensificado, nos hemos unido a miles de ciudadanos indgnados por le horrible trato que están recibiendo las familias y, especialmente, los niños. El tratamiento inhumano a los niños debe detenerse».

Vídeo del acto de desobediencia civil.