Comienzan los preparativos del Año de Lolo, «un modelo para los laicos de hoy» - Alfa y Omega

Comienzan los preparativos del Año de Lolo, «un modelo para los laicos de hoy»

Calientan ya motores en Jaén de los actos conmemorativos del centenario del nacimiento del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo, «un santo muy actual, porque Dios nos llama a vivir la fe y la vida en medio de donde estemos y tal y como estemos, tal como hizo él», dice el coordinador de la Comisión que organiza el evento

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo

La semana pasada se reunieron por primera vez los miembros de la Comisión organizadora de los actos conmemorativos del centenario del nacimiento del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo. Este Año de Lolo va a ser «una ocasión para celebrar la normalidad de la santidad, porque Lolo es un santo de la cotidianidad, al estilo de la que subraya el Papa Francisco cuando habla de los santos de la puerta de al lado», afirma Raúl Contreras, vicario de Culto de la diócesis de Jaén y coordinador de la Comisión.

Para Contreras, Lolo es «un hombre normal» que tiene sus circunstancias complejas, «pero él entiende que Dios le llama desde allí», porque «sabe que el hombre no se reduce a sus circunstancias, sino que se revela en lo que hace en medio de ellas». Esto, en tiempos del COVID, «hace de Lolo un santo muy actual, porque Dios nos llama a vivir la fe y la vida en medio de donde estemos y tal y como estemos, tal como hizo él». De este modo, el coordinador de la Comisión preparatoria del centenario afirma que «Lolo es modelo para hacer vida el Evangelio», una figura «en absoluta consonancia con la santidad en nuestros días».

En la primera reunión de la Comisión –en la que hay miembros de la asociación Amigos de Lolo, el postulador de su causa de beatificación, miembros de Acción Católica, varios sacerdotes de su Linares natal y tres periodistas, entre otros–, el obispo de Jaén, monseñor Amadeo Rodríguez Magro, explicó que la finalidad de este centenario es poner de relieve «tanto en Jaén como en la Iglesia española la figura de Lolo, en toda la riqueza de sus cualidades humanas y espirituales», buscando asimismo «un relevo generacional que mantenga viva la memoria de la santidad de Lolo, que es cada vez más fuerte y actual».

«Tenemos interés en poner en relieve no solo su faceta de enfermo –señala Contreras a Alfa y Omega–, sino también su dimensión de laico y periodista, porque él se entendía como periodista». Esta parte de su figura es para el coordinador una clave para la labor de los periodistas de hoy: «Él siempre habla a los profesionales del periodismo de verdad, de ser fieles a sus ideas y a la verdad por encima de todo. Tiene textos en los que también les invita a ser valientes y a escuchar el latido del mundo».

Foto: Diócesis de Jaén

Así, para Lolo, el periodista debe ser «portador de esperanza», un profesional «que lance un anuncio de esperanza desde el mensaje cristiano, pero desde su propia manera de acercarse a la realidad y contarla». Contreras recuerda por ejemplo cómo para Lolo este elemento era tan esencial que en la primera Eucaristía que se celebró en su casa pidió poner su máquina de escribir debajo del altar, «para que la Cruz empapase todos sus escritos y que su herramienta de trabajo difundiera esperanza para un mundo necesitado de ella».

Precisamente los periodistas van a ser protagonistas especiales en este Año de Lolo, ya que además de diversos encuentros con enfermos, jóvenes, miembros de Acción Católica y asociaciones eucarísticas, entre otros eventos programados para este año, también tendrán lugar en Jaén varios actos en los que participarán profesionales del mundo de la comunicación. Con todo ello, durante el centenario –que se inaugurará el 5 de septiembre con la celebración de la Eucaristía en la basílica de Santa María de Linares, donde reposan sus restos– «se va a poner de relieve que Lolo tiene mucho que decir a los laicos de hoy en día», concluye Contreras.