COMECE y Cáritas piden a la UE que promueva campañas de vacunación masiva en países pobres - Alfa y Omega

COMECE y Cáritas piden a la UE que promueva campañas de vacunación masiva en países pobres

En un comunicado conjunto, recuerdan que asegurar el acceso de la vacuna a toda la población «es una urgencia moral global»

Fran Otero
Foto: AFP

La Comisión de Conferencias Episcopales de la Unión Europea (COMECE) y Cáritas Europa han hecho público este martes un comunicado conjunto en el que «urgen» a la Unión Europea (UE) a promover campaña de vacunación masiva frente a la COVID-19 en los países más pobres y no solo en Europa. «Asegurar el acceso a la vacuna todos es una urgencia moral global», se puede leer en el texto.

Tras reconocer que la UE «juega un papel importante y crucial» en este proceso, le recuerda que la solidaridad debe ser «el criterio decisivo en este momento histórico». «La Unión fue fundada sobre el principio de solidaridad», recoge.

También pide se defina de forma rápida y detallada la estrategia de vacunación que, en su opinión, ahora debe poner el foco en la manufactura y en la distribución: «Las capacidades organizativas y logísticas deben ser desarrolladas para responder a la demanda de una vacunación masiva: todo el trabajo orientado a este fin debe ser apoyado y promovido»

Tanto COMECE como Cáritas Europa constatan que hasta el momento y desde una perspectiva global, el acceso a la vacunación ha sido «desigual» e «injusto». En este sentido, constata con pesar el crecimiento de tendencias competitivas y nacionalistas en torno a las vacunas que derivan en medidas proteccionistas que impiden la llegada de suministros a países pobres.

En este sentido, insta a la UE y a los países miembros a no caer en los «intereses nacionales o económicos» y perseverar en acciones guiadas por los principios de fraternidad, solidaridad, subsidiariedad, justicia social e inclusividad para hacer posible un acceso equitativo a las vacunas.

«Europa debería promover una crítica constructiva y escuchar las voces reclaman justicia en torno a las vacunas. Europa puede hacer de su política de vacunas frente a la COVID-19 no solo el principio del final de la pandemia, sino el principio de una nuevo comienzo, de una política renovada al servicio del bien común», concluye.