Andorra aprueba los corredores humanitarios y recibe a las dos primeras familias - Alfa y Omega

Andorra aprueba los corredores humanitarios y recibe a las dos primeras familias

Las familias, originarias de Siria, llegaron en avión a Barcelona y luego fueron trasladadas en minibús hasta Andorra. El Principado ha aprobado una ley especial para la apertura del corredor humanitario. En España, la Comunidad de Sant’Egidio tiene todo preparado pero el Gobierno todavía no ha dado su visto bueno

José Calderero de Aldecoa
Foto: Comunidad de Sant’Egidio

Andorra recibió este jueves a las dos primeras familias de refugiados después del acuerdo firmado entre la Comunidad de Sant’Egidio y el Principado en el que se decidió la apertura de los corredores humanitarios.

Las familias, de origen sirio y provenientes de Líbano, llegaron en avión hasta Barcelona y continuaron su viaje hasta Andorra en minibús, evitando así la peligrosa ruta terrestre y marítima hasta Europa que ha provocado la muerte de miles de inmigrantes desde 2015.

«Escapamos de la guerra y vamos a un país en paz. A Andorra, el país que nos ha querido acoger y donde se nos abre un futuro mejor, le decimos gracias con todo nuestro corazón», dijeron los refugiados a su llegada. Una de las familias residirá en Andorra la Vella y la otra en la localidad de Sant Julià de Llòria.

Para la apertura del Corredor humanitario y la acogida de estas familias, el Principado de Andorra –que no pertenece a la UE ni, por lo tanto, al espacio Schengen– ha tenido que aprobar en el Parlamento del país un ley especial, a la que han llamado Ley de protección temporal y transitoria por razones humanitarias. Con la aprobación de esta ley  y la apertura del corredor, está previsto que al pequeño país vecino lleguen otras 20 personas en los próximos dos años.

La acogida e integración de estas personas «será posibles gracias a la tutela del Gobierno de Andorra y a la generosidad de parroquias, asociaciones y sociedad civil, incluidos ciudadanos a título individual, que han ofrecido su compromiso gratuito y voluntario», explican desde Sant’Egidio.

Todo preparado en España

En España, Sant’Egidio también está tratando de impulsar el proyecto, pero el Gobierno todavía no ha dado el visto bueno. «Seguimos en conversaciones, estamos trabajando en ello», explican a Alfa y Omega. En un primer momento, el Ejecutivo recibió la propuesta de manera positiva, aunque la decisión final se está alargando demasiado en el tiempo.

En nuestro país, se baraja la idea de que pudieran llegar en un primer periodo cerca de 500 refugiados, que recalarían en España en pequeños grupos de 20 o 30 personas, y, posteriormente, aumentarla. Si bien es cierto que el número concreto de refugiados se negociaría una vez que el Gobierno aprobara el proyecto.