Álvaro Serrano, creador de la web misaencasa.com: «Somos el portal más grande de Misa en streaming» - Alfa y Omega

Álvaro Serrano, creador de la web misaencasa.com: «Somos el portal más grande de Misa en streaming»

Álvaro Serrano (Castañar de Ibor, 1986) dejó su acomodada vida de project manager en Iberia para entrar al seminario. Con el confinamiento de por medio, ha creado –junto con la ayuda de algunos compañeros– la página misaencasa.com, visitada en su primer mes de vida por 14.000 usuarios únicos y que ha recibido incluso el reconocimiento del Vaticano. Además, está feliz con la llamada de este semanario, ya que cuando era estudiante universitario sufrió «cierto grado de persecución» por leernos

José Calderero de Aldecoa
Foto: Álvaro Serrano

Álvaro Serrano (Castañar de Ibor, 1986) dejó su acomodada vida de project manager en Iberia para entrar al seminario. Con el confinamiento de por medio, ha creado –junto con la ayuda de algunos compañeros– la página misaencasa.com, visitada en su primer mes de vida por 14.000 usuarios únicos y que ha recibido incluso el reconocimiento del Vaticano. Además, está feliz con la llamada de este semanario, ya que cuando era estudiante universitario sufrió «cierto grado de persecución» por leernos

Pediste una prueba al Señor para dar el paso de entrar al seminario. ¿Cuál fue?

Yo estaba estudiando Ingeniería Aeronáutica y un día, de camino a la facultad, nos encontramos con un evento de Orange y la liga ACB. Me apunté para el sorteo de un coche y fui uno de los tres preseleccionados. La prueba final era tirar a canasta desde el centro del campo. El concurso se realizaba desde hacía cuatro años y nadie había conseguido encestar. Paralelamente, llevaba muchos años pensando que el sacerdocio podía ser mi camino. Incluso le había manifestado a mis padres mi intención de entrar al seminario, pero me aconsejaron que terminara antes la carrera. Entonces, mientras me preparaba para lanzar, le dije al Señor: «Yo sé que tú quieres que sea sacerdote. Te propongo un pacto. Quiero que me muestres una señal física muy concreta. Si marco esta canasta, voy al seminario, porque es un claro ejemplo de que quieres que así sea». Pues la pelota entró limpia. Me empezaron a tirar fotos por todos lados. Yo estaba entre contento y abrumado, por el coche y por el seminario.

¿Por qué te has alegrado tanto de la llamada de Alfa y Omega?

Me hace mucha ilusión porque he sufrido algunos episodios desagradables por leeros. Yo venía de un pueblo, de un ambiente protegido, y llegué a la capital. Fue un cambio muy grande. Elegí para vivir un colegio mayor de ideario católico, aunque desde el primer momento me sorprendió que solo íbamos a Misa la cocinera y yo. Por aquel entonces –también ahora– era lector de Alfa y Omega. El problema surgió con un compañero que me echaba la culpa a mí, por ser católico, de los problemas que le ocurrían en su vida. Este chico, los jueves, iba siempre corriendo a la sala de prensa para llegar antes que yo y coger el periódico. Lo solía romper en mi cara o lo llenaba de escupitajos. Otras veces lo rompía y me lo metía por debajo de la puerta de la habitación. No es comparable, ni mucho menos, a lo que sufren los cristianos perseguidos, pero he experimentado un cierto grado de persecución por leer Alfa y Omega.

¿Cómo surgió la iniciativa misaencasa.com?

Por culpa del coronavirus nos mandaron a casa y tuve que empezarme a organizar mi propio horario. Hablando con otros seminaristas, les pregunté a qué hora escuchaban ellos la Misa por internet. Cada uno me decía una hora distinta y una parroquia diferente, así que decidí hacerme un Excel para aclararme un poco, y para elegir la mejor opción en función de las actividades que tuviera programadas cada día. Empecé a recopilar los datos y se me ocurrió hacer una página web sencilla para que también mis compañeros del seminario pudieran tener claros los horarios en los que podían ver la Misa.

¿Y qué tal ha ido?

La verdad que muy bien. Se han sumado más de 115 parroquias de 22 diócesis y en solo un mes de vida se ha convertido en el portal más grande de España de emisión de Misas en directo. En este primer mes, hemos tenido 14.000 usuarios únicos, e incluso nos han dado las gracias desde el Vaticano por permitir a numerosos fieles participar en la Eucaristía desde sus propias casas.

¿Qué pasará con la web ahora que la Misa ha vuelto de forma presencial a toda España?

Muchas de las parroquias, sobre todo las más grandes, van a seguir retrasmitiendo la Misa online. Además, he tratado de darle una vuelta de tuerca a la web y he creado una pestaña que se llama Espacio 3.0, donde curas youtubers comparten catequesis, reflexiones, comentarios exegéticos, clases… Eso va a continuar en el tiempo. Y dentro de poco va a llegar otra novedad: 7C. Es una sección en la que voy a dialogar de una forma muy sencilla, muy clara, muy directa, con cada párroco que tiene su Misa en la web, para que nos cuente su testimonio, su vocación, cómo han vivido la situación del COVID-19, etcétera.

José Calderero de Aldecoa @jcalderero