Alfa y Omega
a

El Papa suplica directamente a Putin que ponga fin «a esta espiral de violencia y muerte»

En un rezo del ángelus inusual, también ha invitado a Zelenski a «estar abierto a propuestas de paz serias»

Ángeles Conde Mir

Este domingo, el Santo Padre se ha mostrado muy preocupado y, en su alocución previa al rezo del ángelus, ha decidido no comentar la lectura Evangélica de la jornada, como suele hacer. El curso de los acontecimientos le ha obligado, una vez más, a alzar la voz esperando que su llamamiento no caiga en saco roto. Por eso, ha dedicado sus palabras a advertir, entre otras cosas, de que «la Humanidad se encuentra de nuevo frente a la amenaza atómica». La invasión de Ucrania se ha recrudecido a raíz de los fraudulentos referéndums por los que Putin se ha anexionado cuatro regiones ucranianas: Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia. Zelenski ha solicitado la incorporación inmediata a la OTAN y la Alianza, a su vez, ha respondido que Ucrania «tiene derecho de recuperar los territorios ocupados por Rusia». En su comparecencia, el secretario Stoltenbeg señaló además que, «si se acepta la anexión de Rusia y sus amenazas nucleares, se cederá a un chantaje nuclear».

La tensión crece sin que parezca vislumbrarse una solución. Por ello, el Santo Padre se ha dirigido explícita y directamente a Vladimir Putin. Es la primera vez que en sus llamamientos apela directamente al mandatario con el que le ha sido imposible hablar en estos meses: «Mi llamamiento se dirige, en primer lugar, al Presidente de la Federación Rusa suplicándole, por amor a su pueblo, de poner fin a esta espiral de violencia y muerte». Francisco también ha condenado la anexión de las cuatro regiones recordando que «son acciones contrarias a los principios del derecho internacional».

A continuación, se ha dirigido a Volodímir Zelenski para instarle a «estar abierto a propuestas de paz serias».

Ha hecho extensible este llamamiento a la paz a toda la comunidad internacional para que contribuya a rebajar la temperatura del conflicto y promover iniciativas reales de diálogo. Y lo ha hecho refiriéndose al futuro: «Por favor, hagamos respirar a las jóvenes generaciones el aire sano de la paz, no el contaminado de la guerra, ¡que es una locura!». Por eso, ha invitado a hacer uso de cualquier instrumento diplomático al alcance para «poner fin a esta tremenda tragedia» porque, «la guerra en sí misma es un error y un horror».

Francisco ha confesado su dolor por «los ríos de sangre y lágrimas versados en estos meses»; por «las miles de víctimas, sobre todo, los niños»; y por «la destrucción que ha dejado sin casa a miles de personas y familias y que les amenaza con el frío y el hambre». Ciertas acciones, ha asegurado el Pontífice, «no se pueden justificar nunca». «Es angustiante que el mundo esté aprendiendo la geografía de Ucrania a través de nombres como Bucha, Irpin, Mariupol, Izium, Zaporiyia y otras localidades que se han convertido en lugares de un sufrimiento y un miedo indescriptible», ha lamentado.

«En nombre de Dios y en nombre del sentido de humanidad que alberga cada corazón, renuevo mi llamamiento para que se alcance cuanto antes un alto el fuego. Que callen las armas y se busquen las condiciones para iniciar negociaciones capaces de conducir a soluciones no impuestas por la fuerza, acordadas, justas y estables», ha solicitado Francisco, quien también ha invocado «el sacrosanto valor de la vida humana» y el derecho «a la soberanía y la integridad territorial de las naciones».

El templo mudéjar de Boadilla del Monte

La parroquia de San Cristóbal data del siglo XIII y es uno de los pocos ejemplos de la época que se han conservado íntegros en la Comunidad de Madrid. Restaurado en el 2010, el templo mezcla el estilo mozárabe con esculturas contemporáneas

Cristina Sánchez Aguilar

La parroquia de San Cristóbal de Boadilla del Monte, localidad situada en la diócesis de Getafe, es uno de los templos más singulares de la zona, en primer lugar por su antigüedad. «Según nos dijeron los arqueólogos se construyó a mediados del siglo XIII; se puede ver en la tipología de la arquitectura y en los materiales empleados», explica el párroco, Julio Rodrigo. No hay muchos ejemplos en la Comunidad de Madrid de edificios de esa época conservados íntegros.

La historia de una pequeña población como Boadilla del Monte no es fácil saberla, pero encaja que este templo date del siglo XIII «porque a raíz de la batalla de las Navas de Tolosa, en 1212, toda esta zona se convirtió en una región segura, ya que la línea de la reconquista pasó al sur, a Despeñaperros», sostiene Rodrigo. Anteriormente no lo era, ya que había enfrentamientos continuos entre árabes y cristianos. Pero en cuanto llegó la paz se empezó a repoblar, y, por tanto, se levantaron iglesias para esos nuevos habitantes. Además, se construyó en la misma época y con la misma tipología una ermita dedicada a san Babilés, patrón de Boadilla del Monte, en el cerro donde fue su martirio.

El documento más antiguo conocido que hace referencia a la parroquia data del siglo XV. En él se recoge la visita que se hizo al arcedianato de Madrid por parte del Arzobispado de Toledo. La parroquia de San Cristóbal de Bovadilla, como la denominan, se describe como una parroquia de rentas y patrimonio muy sencillos.

Su estilo es románico, «un románico tardío o de inercia, que se suele llamar, pero fácilmente identificable», con tres naves rematadas con ábside en la cabecera. Lo más original del templo es que combina el estilo románico con los métodos constructivos del mudéjar, lo que ofrece al conjunto una especial singularidad. «Está hecho con ladrillo y basamento de piedra y madera; no es habitual encontrar un edificio con esta arquitectura y de ladrillo», explica el párroco. Todo esto fue posible recuperarlo gracias a la restauración que duró desde 2007 hasta 2010. Estaba muy deteriorada; tras la Guerra Civil quedó muy dañada —«esta zona fue frente; querían entrar las tropas nacionales a Madrid por aquí y hubo muchas batallas, además de la famosa de Brunete»— y «nos lanzamos a recuperar todo el sabor del templo mudéjar, bastante oculto».

La parroquia cuenta con un añadido barroco, una capilla construida en el siglo XVIII a petición de los señores de Boadilla del Monte, la familia González-Uzqueta, quienes también construyeron el vecino convento de la Encarnación. Esta capilla es como un templo en miniatura, «y en las pechinas de la bóveda se puede ver el escudo familiar de los promotores de la capilla, que la dedicaron en su origen al Santísimo Cristo de la Misericordia».

Durante la restauración «introdujimos nuevos bienes muebles», indica Julio Rodrigo. Por ejemplo, unas vidrieras hechas por Carlos Muñoz de Pablos, «que recuerdan a las de época medieval, con geometrías, y otras más clásicas, pero con tratamiento contemporáneo, que recuerdan la Anunciación».

Otro ejemplo son las imágenes del Buen Pastor y la huella del siglo XXI que hay en el presbiterio, realizadas por Jesús Curiá.

«Una de las esculturas del presbiterio muestra a un joven con bicicleta, y otra a una señora con una niña que vienen a catequesis; todos miran al Buen Pastor porque nos representan a nosotros, a la Iglesia». Para tomar esta decisión el párroco se inspiró en «las vírgenes del Amparo, que congregan a mucha gente». Curiá también diseñó la cruz parroquial, los candelabros y el ambón.

Como parroquia de estilo mozárabe, San Cristóbal acoge la celebración de la Eucaristía en este rito cada 24 de enero, en honor a san Babilés, obispo de origen navarro que, cuando en el año 711 los árabes tomaron Pamplona, logró escapar a Toledo, donde vivió un tiempo. Posteriormente se trasladó a Boadilla del Monte. Las familias cristianas del municipio le confiaban la educación de sus hijos. Sin embargo, hacia octubre del año 715 fue torturado y decapitado por los árabes junto a otros dos cofrades y 80 niños a los que enseñaba.

Pinche aquí para descargar la página en PDF

El nuevo golpe de Estado en Burkina Faso podría desembocar en guerra civil

El presidente Damiba pide a los golpistas que se rindan «para evitar una guerra fratricida». Es el segundo levantamiento militar en tan solo ocho meses

Redacción

Apenas ocho meses después del último levantamiento, un grupo de militares ha perpetrado en las últimas horas un nuevo golpe de Estado en Burkina Faso. Según medios locales, el presidente, el teniente coronel Paul-Henri Sandaogo Damiba, fue relevado de sus funciones. Los golpistas lo anunciaron en la televisión estatal, RTB. La confusión reina en Burkina Faso que ahora estaría en manos del capitán Ibrahim Traoré de las Fuerzas Armadas de Burkina Faso. El parlamento interino ha sido disuelto y la constitución suspendida. Además, las fronteras del país estarían cerradas y los militares habrían impuesto el toque de queda.

Antes del golpe, el presidente Damiba había explicado que estaba negociando con sus ‘hermanos’ de las Fuerzas Armadas y había llamado a la población a mantener la calma. Porque desde primeras horas de la mañana del viernes se habían visto grupos de militares en las principales zonas de la capital, Uagadugú. Los militares también habían bloqueado el acceso al Palacio Presidencial y, por la noche, empezaron a escucharse disparos en la capital. Al mismo tiempo, hombres armados rodearon la sede de la radio y televisión RTB. «La televisión nacional no emite, pero los medios de comunicación independientes están activos e informan de que hay un intento de golpe de Estado en marcha. Si se conseguirá o no es todavía una incógnita. Estamos a la espera de acontecimientos», explicaban a la Agencia Fides algunas fuentes desde el país.

Por su parte, Damiba ha hecho publico un comunicado en el que invita a «entrar en razón para evitar una guerra fratricida que ahora Burkina Faso no puede permitirse». En su mensaje desmiente que esté refugiado en una base militar francesa e invita a los civiles «a mantener la calma».  

El pasado mes de enero los militares encabezados por el coronel Paul-Henri Sandaogo Damiba tomaron el poder so pretexto dar mayor seguridad a un país que vive en continua inestabilidad por la presencia de grupos yihadistas del Estado Islámico y de Al-Qaeda que se están extendiendo cada vez más en por todo el país, así como por los vecinos Malí y Níger. El golpe fue celebrado por la población, cansada de las promesas del presidente Roch Kabore incapaz de frenar la avanzada terrorista. El cambio de gobierno tampoco trajo consigo un aumento de la seguridad hasta el punto de que muchas poblaciones del norte del país viven en constante asedio de los violentos y, según recoge Fides, tienen que recibir alimentos y productos de primera necesidad lanzados desde el aire. La violencia perpetrada por los yihadistas ya ha provocado casi dos millones de desplazados internos en uno de los países más pobres y menos desarrollados del mundo.

Las piezas de arte religioso expoliadas en la Guerra Civil

El Museo del Prado estudia 25 obras de arte incautadas durante la contienda. Varias de ellas son de temática religiosa, como un san Agustín de la escuela de Rubens

Ana Robledano

A finales de 2023 se publicarán las conclusiones del estudio de 25 obras de arte que fueron incautadas durante la Guerra Civil y hoy son adscritas al Museo del Prado. La pinacoteca acaba de publicar este listado de obras con imágenes de los documentos originales y el plan de investigación. Es posible que esta labor saque a la luz nuevos historiales de incautaciones dentro del mismo museo. El catedrático experto en patrimonio y Guerra Civil Arturo Colorado encabeza el equipo de investigación creado por el Museo del Prado para estudiar las obras (23 pinturas, un reloj y un frutero), procedentes de la Comisaría General de Patrimonio Artístico Nacional —cuerpo creado por Franco en 1938 para proteger y conservar las obras decomisadas por la Junta de Incautación y Protección del Patrimonio Artístico, creada dos años antes por el Gobierno republicano—. Tal como enumera el museo, «de estas obras, 17 pinturas fueron entregadas al Museo del Prado por la Comisaría General del Patrimonio Artístico Nacional entre 1940 y 1942; cinco pinturas fueron entregadas al Museo de Arte Moderno procedentes de la Comisaría General del Patrimonio Artístico Nacional, y una pintura fue entregada al Museo de Arte Moderno procedente de la Comisaría General del Patrimonio Artístico Nacional, pero quedó en el Museo de Arte Contemporáneo y pasó al Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, desde donde se adscribió al Museo del Prado en 2016 por reordenación de colecciones. También figuran un frutero y un reloj procedentes de la Comisaría General del Patrimonio Artístico Nacional». En el listado advertimos nombres de gran relevancia como Sorolla, Eugenio Lucas Velázquez, Adriaen Isenbrandt… y atribuciones a Brueghel el Joven y la escuela de Rubens.

En un estado de conservación bastante decente figura una Natividad de Francisco de Osona. El pintor valenciano se encuadra en el estilo renacentista, aunque sus obras recuerdan más a lo hispanoflamenco, en el que trabajó su padre. Quizá en este lienzo colaboraron ambos puesto que, vista la relación de fechas, Francisco tendría unos 25 años y su padre, 50 cuando se ejecutó esta obra, y se conoce en sus biografías que colaboraron en muchos trabajos. Es posible que esta obra perteneciese a un retablo de la iglesia de Santa María de Alicante.

Por otro lado, es destacable la obra que se atribuye a la escuela de Rubens. Representa a San Agustín meditando el misterio de la Trinidad. San Agustín está vestido de obispo y se dirige al niño con gesto argumentativo. El pequeño está demostrando al santo que es imposible meter el agua del mar dentro del pequeño hoyo que ha cavado en la arena, así como es imposible meter el misterio de la Trinidad en nuestro entendimiento.

Otras obras que han llamado la atención son las dos pinturas de la Virgen con santos de Pedro Anastasio Bocanegra, discípulo de Alonso Cano, cuya procedencia original es tema de debate. Y el óleo de Adriaen Isenbrandt.

El equipo liderado por Colorado presentará las conclusiones de este estudio a finales de 2023, con la posibilidad de que se añadan nuevos descubrimientos. Aunque el museo ya ha informado de que el número de piezas procedentes de estos organismos en sus fondos suman 62. Esto significaría que la pinacoteca madrileña tendrá que estudiar el camino legal del proceso de devolución de estas obras a sus dueños en el caso de que se descubra que entraron al museo habiendo sido incautadas anteriormente.

Ya en la web

De las 25 obras, 22 ya constaban de manera expresa en las fichas públicas de la web del Museo del Prado. En los otros tres casos, se debe al mal estado en el que se encontraban las pinturas, aunque estaban catalogadas.

La noche de los cazadores. Cazadores cazados

Isidro Catela

Los concursos no eran para el prime time hasta que Chicho se atrevió con el Un, dos, tres. Ahora que precisamente anda el hijo del genio intentando volver a resucitar el mítico programa, y aprovechar Twitch y redes similares para probar la séptima vida del gato, TVE se atreve a tentar a la fortuna y a sacar los concursos del horario parásito de Pasapalabra. Lo ha hecho en La 1 con la versión semanal de El cazador y, sí bien la osadía no llega para programarlo un viernes, al estilo Chicho, le da para honrar el horario de máxima audiencia de los lunes con La noche de los cazadores y demostrar así que hay algo de vida televisiva fuera del eterno El Hormiguero de Pablo Motos.

La mecánica es sencilla: al revés que en el programa que se emite a diario, un concursante reta a cinco conocidos sabios de los concursos de la tele, Erundino Alonso, Paz Herrera, Ruth de Andrés, David Leo y Lilt Manukyan.

Presentados con frescura por Rodrigo Vázquez, que ha sustituido a Ion Aramendi tras su marcha a Supervivientes, en este formato se trata de que uno solo haga caer al equipo de todos los sabios, en vez de la fórmula conocida de todos contra el sabihondo. El concursante tiene que mostrar que sabe, primero en solitario y luego contra los ídolos que, sentados arriba del plató, imponen demasiado. El que se quede sin segundos, pierde.

Ya han colado a algún conocido concursante para luchar por sorpresa ante los cazadores. Manu, uno de los históricos Lobos de Pasapalabra, consiguió la proeza y tumbó a sus otrora compañeros de lides. Lo volverán a hacer porque funciona muy bien.

Bienvenido sea este saber y este ganar, estos lobos con piel de cordero que retan a cazadores, entretienen en el duelo y dignifican en buen horario la parrilla de la televisión pública.

4 de octubre: san Francisco de Asís, el fiestero que se hizo pobre y hablaba con los animales

A san Francisco de Asís le gustaban las «reuniones con mucha música» hasta que cayó prisionero y cambió su vida por la predicación y la pobreza. El Papa Juan Pablo II lo nombró patrón de la ecología en el año 1979

José Calderero de Aldecoa

Francisco de Asís es hoy un gigante de la santidad y sus hijos espirituales conforman la familia religiosa más numerosa de cuántas existen, «pero su biografía revela que cualquiera —que todos— estamos llamados a la santidad», asegura Antonio Álvarez, ministro nacional de la Orden Franciscana Secular (OFS). Como a muchos, al joven Francisco le gustaba «asistir a fiestas», dar «paseos» y las «reuniones con mucha música», aseguran desde la OFS. Una vida disoluta que se podía permitir gracias al dinero familiar. Su padre tenía uno de los mejores almacenes textiles de la ciudad de Asís, donde Francisco nació en 1182.

De esta forma, el joven dedicaba mucho tiempo a salir de marcha, y no tanto al estudio o los negocios, que «no le llamaban la atención». A pesar de ello, «nunca le negaba una limosna a quien pudiera necesitarlo», un acto de caridad del que se sirvió el Señor para llamarlo a filas. Ocurrió cuando Francisco tenía 20 años. Entonces, se desencadenó una guerra entre Asís y Perugia y el joven rico cayó preso. Tuvo que pasar un año encarcelado, pero este tiempo le sirvió para reflexionar y convencerse de que debía cambiar de vida.

Cuando salió de prisión, se compró la mejor armadura y el caballo más imponente y se fue a luchar de nuevo por su ciudad. En el camino, sin embargo, se encontró con un compañero que no tenía dinero para adquirir tales instrumentos militares y Francisco, conmovido, le regaló todo su equipamiento. Esa noche soñó que volvía a tener las mejores armaduras, mejores que las que él había comprado y que luego había regalado al pobre soldado; pero estas eran unas armaduras para enfrentarse a los enemigos del espíritu. Poco después, cayó enfermo y escuchó una voz que le decía: «¿Por qué dedicarse a servir a los jornaleros, en vez de consagrarse a servir al Jefe Supremo de todos?».

Luchar contra las injusticias

Francisco cambió de vida. Dejó de salir con sus amigos y se volvió silencioso y reflexivo. La gente pensaba que estaba enamorado y él contestaba que así era, estaba enamorado «de la novia más fiel y más pura y santificadora que existe». Francisco se había enamorado de la pobreza, de la misma pobreza de Jesús. «Para los franciscanos la pobreza lo es todo. En nuestra orden se lucha contra las injusticias sociales porque prima el pobre, el descartado de la sociedad, que es además el principal receptor del Evangelio», explica Álvarez.

A partir de entonces, el joven comenzó a visitar a los enfermos en los hospitales, le regalaba a los pobres todo lo que llevaba encima y se empeñó en arreglar la iglesia de San Damián, para lo que se dedicó a pedir limosna. Sus vecinos no daban crédito del cambio y se burlaban de él.

Una vez concluida la reconstrucción, se marchó a vivir a la Porciúncula, una pequeña y solitaria capilla, situada a cuatro kilómetros de Asís, donde se le sumaron los primeros discípulos. Cuando ya fueron doce, se fueron a Roma a solicitar la aprobación de su forma de vida. Nacieron entonces los franciscanos. No por eso estaba exento de las tentaciones más comunes. Por aquel entonces, le atacaban grandes tentaciones de impureza. Él, para vencerlas, en alguna ocasión incluso se revolcó entre un matorral de espinos.

Francisco también inspiró a las mujeres de Asís. Una de ellas fue Clara, la futura santa Clara, que dejó su vida para hacerse monja. Juntos fundaron a las clarisas, que están esparcidas en la actualidad por todo el mundo. Al igual que la Orden Franciscana Seglar, de la que Antonio Álvarez es ministro nacional. «En España la componemos casi 3.000 personas, principalmente laicos aunque también sacerdotes», subraya. Su origen se encuentra en los grupos de penitentes que se acercaron al santo para seguirlo, pero no como frailes sino como seglares.

En 1209, Francisco se sintió llamado a la evangelización y el eremita se convirtió en apóstol. Llevó el Evangelio más allá de las tierras cristianas e intentó convertir a Malik-al-Kamil, que controlaba los santos lugares. El sultán quedó impresionado de sus palabras. No se convirtió, pero permitió a Francisco visitar Tierra Santa.

Inspiración para los Papas

A pesar de que Bergoglio adoptó su nombre al convertirse en Papa, fue Juan Pablo II quién nombró a san Francisco de Asís patrono de la ecología en 1979. ¿Por qué? «Francisco tenía la rara cualidad de hacerse querer por los animales. Las golondrinas le seguían en bandadas y formaban una cruz por encima de donde él predicaba. Cuando estaba solo en el monte, una mirla venía a despertarlo con su canto cuando era la hora de la oración de la medianoche», se explica en la biografía publicada por la OFS.

En su haber para la concesión de este patronazgo figura también el Canto de las Criaturas —«Alabado seas, mi Señor…»—, que escribió poco antes de morir y en el que Francisco alaba al Señor utilizando la belleza de la naturaleza. Ocho siglos después este canto inspiró al Papa Francisco para escribir la encíclica Laudato si.

Bio
  • Nació en Asís en 1182
  • En 1209 logró visitar Tierra Santa, que en ese momento estaba controlada por los musulmanes
  • La orden creció mucho. En 1219 se juntaron en Asís más de 5.000 franciscanos
  • Murió el 3 de octubre de 1226

La pastoral del Turismo «viaja» al Dicasterio para la Evangelización

Un Rescripto del Papa la saca de Desarrollo Humano, Dicasterio que, a su vez, en 2017 absorbió el Pontificio Consejo para la pastoral de Migrantes e Itinerantes

Redacción

La pastoral del turismo pasa al Dicasterio para la Evangelización. La competencia, hasta ahora del Dicasterio para el Desarrollo Humano, ha sido transferida a la «Sección para las cuestiones fundamentales de la evangelización en el mundo».

Así lo establece un Rescripto del Papa Francisco publicado tras haberse reunido en audiencia hace unos días con el cardenal Michael Czerny, prefecto del Dicasterio para el Desarrollo Humano. Según consta en el documento publicado y en vigor desde este 1 de octubre de 2022, el Pontífice «ha decidido trasladar la competencia para la atención pastoral de los fieles que emprenden viajes por motivos de piedad o de estudio o de ocio del mismo Dicasterio a la Sección para las cuestiones fundamentales de la evangelización en el mundo del Dicasterio para la Evangelización».

Porque la constitución apostólica Pastor Bonus de Juan Pablo II de 1988 atribuyó al Pontificio Consejo para la Pastoral de Migrantes e Itinerantes «la competencia de tanto la atención pastoral de los exiliados, migrantes, nómadas, circenses, marinos y trabajadores del transporte aéreo, como la asistencia espiritual de los viajeros». Por ello, cuando en 2017 se hizo efectiva la creación del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, la pastoral del Turismo quedó dentro de este «ministerio» vaticano que, a su vez, agrupó cuatro Pontificios Consejos: Justicia y Paz, Trabajadores de la Salud, Cor Unum y Migrantes e Itinerantes.

También en 2017 el Papa derivó al Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización algunas competencias del Pontificio Consejo para los Migrantes e Itinerantes, como la asistencia espiritual a los viajantes. Ahora toda la pastoral del Turismo quedará bajo el paraguas del nuevo Dicasterio para la Evangelización según lo estipulado en la reciente constitución apostólica Praedicate Evangelium.

El Papa recibe a víctimas del conflicto armado en Colombia

La delegación visitará también el Parlamento Europeo para «alertar el precario estado de la implementación de los acuerdos de paz de 2016»

Redacción

Un grupo de víctimas de la violencia en Colombia han iniciado una gira por Europa cuyo objetivo es «levantar la voz para contribuir a la protección de la vida, la consolidación de la paz y la reconciliación en Colombia». Los integrantes de la Mesa Nacional de Participación Efectiva de las Víctimas y del Foro Internacional de Víctimas han sido recibidos por el Pontífice en una audiencia en la que le han explicado entre otras cosas, el precario estado de la implementación de los acuerdos de paz de 2016 con las FARC. Antes habían hecho una parada en Ginebra donde han expuesto esta situación ante el Alto Comisionado para los Derechos Humanos. Tras Roma viajarán a Bruselas donde hablarán ante el Parlamento Europeo. Su última parada será España donde se reunirán con otras víctimas en el exilio y pondrán en marcha una nueva red de atención para afectados por el conflicto en Colombia.

La Mesa Nacional de Participación efectiva de las Víctimas es un espacio de participación y representación de las víctimas del conflicto armado en Colombia ante el Gobierno nacional. La Mesa es interlocutor directo en lo concerniente al desarrollo e implementación de políticas públicas orientadas para las víctimas y se creó con el fin de garantizar que las víctimas del conflicto armado puedan participar, entre otras cosas, en la atención, asistencia y reparación. Por su parte, el Foro Internacional de Víctimas está presente en 23 países y opera como una herramienta ciudadana de migrantes y exiliados colombianos.

La finalidad de la misión que ha viajado hasta Europa es alertar sobre la situación del proceso de paz. En un comunicado, advierten del estancamiento en la aplicación de los acuerdos de paz de 2016 así como «del genocidio sistemático que acaece sobre liderazgos sociales de activistas, juventudes, defensores del medio ambiente y excombatientes firmantes de la paz o la situación socioeconómica que afecta a las víctimas reconocidas del conflicto armado en el país». Por ello, este viaje y su comparecencia ante las instituciones europeas o la visita al Papa pretenden llamar la atención sobre la necesidad de apoyar el proceso de paz para que las 10 millones de víctimas de la violencia puedan ver cómo se consolida la paz en Colombia.

La escuela abraza la verdad

En agosto, tras la publicación del informe de la Comisión de la Verdad, los obispos colombianos ofrecieron en un documento llamado ‘La escuela abraza la verdad’ una serie de indicaciones para los docentes sobre cómo reflexionar y presentar el conflicto en las escuelas colombianas y cómo promover la reconciliación.

A través de la Comisión de Educación, la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), en el texto de 10 puntos, invita a observar las dinámicas de la violencia de estos más de 50 años y la necesidad de perdón, de reconciliación y de purificación de la memoria.

La fe, la fuerza de la vida

27º domingo del tiempo ordinario / Evangelio: Lucas 17, 5-10

Juan Antonio Ruiz Rodrigo

El Evangelio de este domingo XXVII del tiempo ordinario forma parte de la larga sección de Lucas (Lc 9, 51-19, 28), que describe el viaje de la subida de Jesús a Jerusalén, donde será hecho prisionero, será condenado y morirá. La mayor parte de esta sección está dedicada a instruir a los discípulos, de tal manera que este pasaje forma parte de esta enseñanza de Jesús, que invita a sus discípulos a centrar la atención en los pequeños, en los excluidos de la sociedad (cf. Lc 17, 1-2), en los miembros débiles de la comunidad (cf. Lc 17, 3-4), con una actitud de comprensión y de reconciliación. Así, Jesús les habla de la fe en Dios, que debe ser el motor de la vida de un apóstol.

De este modo, los discípulos, ante este enorme desafío, piden a Jesús que les aumente la fe. ¿Qué significa esto? La fe tiene diversos grados. Hay niveles de fe muy débiles, y hay un nivel pleno en la vida eterna, que es la visión beatífica, el cara a cara con Dios, donde la fe da el salto definitivo. Entre la creencia débil y la visión beatífica hay un largo camino con diferentes grados. Hay veces que la fe decae, se debilita y corre peligro. Hay que tomar medidas y reanimar la llama bautismal, la llama penitencial… Hay veces que alguien se cruza en el camino, la oración nos invade y entonces la fe crece. Es el don del Señor el que levanta la fe, porque esta se robustece sobre todo por efecto de Dios.

El Evangelio de este domingo nos está diciendo que la fe es la fuerza de la vida. Es justamente lo que le dice Dios al profeta Habacuc en la primera lectura: «El justo vivirá por su fe» (Hab 2, 4), sobrevivirá por la fe, y vivirá una vida superior por la fe. Por tanto, la fe es nuestra fuerza. La fe es la llama de Dios, el fuego divino, que está impreso en nuestro corazón.

El texto habla de fe, pero es una fe en una situación difícil. En el fondo es una fe que se traduce en esperanza, en aguante y en valor. Ciertamente estamos viviendo un momento muy complejo en nuestro mundo y en nuestra sociedad. Es verdad que todos los tiempos han sido difíciles, pero da la impresión de que estamos en una etapa crucial, donde nos jugamos mucho. A nivel internacional nos invaden los conflictos y los atentados; Europa se está rompiendo porque está siendo agredida ferozmente por la guerra entre Rusia y Ucrania; socialmente el matrimonio está en una profunda crisis, y esto trae consigo que la natalidad sea desastrosa; ¡cuántos niños no nacidos, y cuántos ancianos abandonados! No podemos cerrar los ojos a la situación que vivimos.

Sin embargo, no podemos dejar que nos atrape el derrotismo. No podemos perder la esperanza, porque estaríamos perdidos. El Evangelio siempre es una llamada a la esperanza. No al mero optimismo. Porque el mal está ahí y no podemos obviarlo. Hay maldad, y esta es fuerte. Tenemos una economía hundida, una política en crisis, y nuestra Iglesia ahora está debilitada y cansada. Pero, ¿acaso ha fracasado Jesucristo? ¿Han fracasado los grandes santos del siglo XX, como Teresa de Calcuta? ¿Ha fracasado tanta gente buena? ¿Quién escribirá la epopeya de religiosas mayores que aguantan con tanto valor cuidando de otros ancianos en residencias? ¿Quién escribirá la epopeya de sacerdotes mayores sirviendo en parroquias y consolando? ¿Quién escribirá la epopeya de Cáritas y sus voluntarios?

El mal no es todo. Es cierto que es terrible, y está en un momento en que parece usar todas sus armas. Pero enfrente tiene a Cristo resucitado, a María, a los santos, a toda la Iglesia, a mucha gente buena… Algunos no creen, otros están en otras religiones… pero el Espíritu Santo no está lejos de muchos de ellos que sueñan y trabajan por la paz. ¿Cómo ignorar a esos voluntarios, creyentes o no, que se están jugando la vida para rescatar a inmigrantes? El mundo no es malo, las personas no son malas, aunque la maldad hoy esté explotando y quiera ocupar el primer plano. Más que hacernos daño —que lo está consiguiendo—, lo que pretende el mal es robarnos la esperanza.

Recuperemos los cristianos el valor y no dejemos de luchar, sabiendo que lo primero en esa lucha es rezar. De la oración nacerán el valor, la llama, el fuego, la pasión. Dejemos de lado la apatía y la mediocridad, y abandonemos nuestros miedos que tanto nos paralizan. Necesitamos una Iglesia en salida. Empecemos una etapa de lucha, en que no nos harán odiar a nadie aunque lo intenten. Los cristianos tenderemos la mano a todos, y hablaremos, gritaremos y haremos lo posible para que la familia sea una auténtica familia, para que los hijos sean verdaderos hijos, para que la igualdad económica avance, para que haya un respeto social, para que construyamos la paz, para que no perdamos la esperanza.

27º domingo del tiempo ordinario / Evangelio: Lucas 17, 5-10

En aquel tiempo, los apóstoles le dijeron al Señor: «Auméntanos la fe». El Señor dijo: «Si tuvierais fe como un granito de mostaza, diríais a esa morera: “Arráncate de raíz y plántate en el mar”, y os obedecería. ¿Quién de vosotros, si tiene un criado labrando o pastoreando, le dice cuando vuelve del campo: “Enseguida, ven y ponte a la mesa”? ¿No le diréis más bien: “Prepárame de cenar, cíñete y sírveme mientras como y bebo, y después comerás y beberás tú”? ¿Acaso tenéis que estar agradecidos al criado porque ha hecho lo mandado? Lo mismo vosotros: cuando hayáis hecho todo lo que se os ha mandado, decid: “Somos siervos inútiles, hemos hecho lo que teníamos que hacer”».

Alberto Royo: «La santidad es para los listos y los tontos»

Este sacerdote de Getafe ha sido nombrado relator del Dicasterio para las Causas de los Santos. «Hay hagiografías en internet muy edulcoradas», asegura

José Calderero de Aldecoa

Pasa de ser consultor del dicasterio a relator. ¿En qué consiste este cambio?
Es un trabajo totalmente diferente. Los consultores son miembros externos del dicasterio. Te mandan las causas a casa, las estudias, elaboras el voto y las devuelves. Después se hace una reunión de consultores en el dicasterio para cada causa. Se discute y, si se aprueba, pues pasa al siguiente paso, que es la consulta a los obispos y cardenales. Estos estudian el caso, lo que han dicho los consultores y dan su parecer. Si es positivo, pasa por último al Santo Padre.

En el caso de los relatores, al llegar la causa a Roma, la estudian y se aseguran de que no falte ningún documento, ninguna prueba, y de que todo esté bien presentado. El relator se tiene que estudiar a fondo la causa, para ver si cada problema está bien resuelto o no. Si hay pruebas suficientes. Este trabajo, que se hace en coordinación con los postuladores, es el que luego se presenta a los consultores.

¿Le ha tocado dar su parecer en alguna causa conocida?
He colaborado en la causa de la madre Maravillas de Jesús, de Rafael Arnaiz, de Manuel González y muchos de mártires. También me tocó estudiar el martirio de Óscar Romero y de Rutilio Grande, y la heroicidad de las virtudes de Carlos de Foucauld o de Carlo Acutis.

Tiene que ser edificante leer todas estas historias.
La verdad es que me ayudan mucho, sobre todo a comprender la santidad. Aunque ojalá me ayudasen más.

Lo que pasa es que suele haber mucha diferencia entre la vida real de un santo y la que puedes leer en un libro. Me ha ocurrido leer la biografía de alguna persona en internet y ver que está presentada de forma muy edulcorada y blanda. Luego me ha tocado estudiar su causa de canonización y ahí ves los sufrimientos que ha tenido, las dificultades, los defectos que han tenido los santos, y eso te ayuda y anima mucho. Si los santos han tenido todos esos defectos y han llegado a ser santos, yo también puedo llegar.

¿Qué significa hoy la heroicidad?

El desembarco de Royo en el Vaticano coincide con la celebración del Congreso La Santidad Hoy, que ha organizado el Dicasterio para las Causas de los Santos del 3 al 6 de octubre. «Desde los primeros siglos, la Iglesia ha apreciado en primer lugar la memoria de sus mártires y luego también la de sus confesores como verdaderos héroes de la fe. Ahora se trata de entender qué significa hoy la heroicidad, sobre todo en relación con el ejercicio de las virtudes, el martirio y la ofrenda de la vida», explicó el cardenal Marcello Semeraro, prefecto del dicasterio, durante la presentación del evento.

El congreso, que concluirá con una audiencia con el Santo Padre abordará dos cuestiones: la fama de santidad y la heroicidad cristiana.

¿Algún defecto de los santos?
Uno de la madre Teresa de Calcuta. Yo no estudié la causa, pero me lo han comentado los que la estudiaron. Ves sus fotos y daba la impresión de ser una mujer muy dulce, entrañable, muy cercana y frágil. En el proceso de canonización, sin embargo, muchas de las monjas de su congregación se quejaban de que tenía un carácter muy fuerte, y eso no aparece en las fotos. Pero claro, es que en aquel momento había en la orden 4.000 monjas y o tienes un carácter fuerte o no gobiernas a 4.000 mujeres. Si hubiese tenido un carácter blandengue, no hubiese fundado nada.

Otro caso que sí me tocó estudiar: el del beato Columba Marmion. Era un hombre muy gordo y en el proceso de canonización algunos monjes dijeron que comía mucho. Cuando los consultores discutimos las virtudes heroicas, uno dijo: «Pero cómo vamos a presentar de modelo a un hombre que comía mucho». Lo que pasaba es que él se mortificaba mucho en la comida. Sí, comía mucho, pero es que podía comer mucho más.

Además de defectos, ¿qué más se necesita para ser santo?
No se necesita nada especial. Si es una llamada universal, como dijo el Vaticano II, pues no hace falta nada especial. Si hiciese falta algo especial, pues no sería para todo el mundo. La santidad es para los listos y para los tontos, para los guapos y los feos, para los sanos y para los enfermos, la santidad es para todos.

El Señor nos llama a todos y nos toca el corazón y nos abre el oído para que escuchemos su voluntad. Y algunos nos resistimos más y algunos se resisten menos. Entonces, los santos son los que no se han resistido, los que han dejado vía libre al Espíritu Santo, que al fin y al cabo es la acción de Dios. Los santos se han dejado guiar, han sido dóciles.

¿El de la santidad es un tema que interesa al Papa Francisco?
Está tan interesado que es el primer Papa en la historia que ha escrito un documento sobre la santidad, la exhortación Gaudete et exsultate. Papas que han aprobados decretos sobre los santos, o sobre los procesos de canonización, pues hay muchos, pero un documento sobre lo que es la santidad y cómo vivirla, Francisco es el primero que lo hace.

Durante la presentación del congreso se dijo que los santos no son una herencia del pasado, sino un proyecto del futuro. ¿Qué hay en ese futuro?
Tiene que haber más santos de países donde todavía no hay ninguno. Hay quien dice que hay muchos santos, pero cuando trabajas en el dicasterio te das cuenta de que hay muchísimas diócesis, e incluso países, en las cuales todavía no hay ningún santo. En Brasil, por ejemplo, que es enorme, los santos se cuentan con los dedos de una mano. Esos países tienen como modelos a santos de Francia, España o Italia, y sería muy bueno que tuvieran modelos cercanos a sus propias culturas. Creo que eso es fundamental y puede ayudar mucho a los fieles.