Una barca-hospital para proporcionar asistencia en lugares recónditos

Los religiosos Camilos están embarcados en un proyecto de mejora de la salud en la desembocadura del río más grande del mundo, el Amazonas, una zona de muy difícil acceso y que hace…

Alfa y Omega

Los religiosos Camilos están embarcados en un proyecto de mejora de la salud en la desembocadura del río más grande del mundo, el Amazonas, una zona de muy difícil acceso y que hace muchos meses que no pisa ningún médico.

El padre Raúl Matte, sacerdote Camilo y médico, se sirve de una barca-hospital para acceder a la zona a través del río y poder atender a miles de pacientes de las comunidades de indígenas que viven en el inmenso delta del río Amazonas.

Se trata del proyecto Camilos en la desembocadura del Amazonas, en el que el padre Raúl trabaja desde hace 40 años. El objetivo es que sean las propias comunidades las que se hagan cargo de la salud mediante la prevención, la ayuda mutua y los cuidados de base.

Gracias a este proyecto, la incidencia de algunas enfermedades, como la lepra, han disminuido considerablemente. Otras, como la anemia, la malaria y otras enfermedades parasitarias se mantienen bajo control a través de la información y la formación.

El padre Raúl llegó a Amapá, en el Estado de Pará, en la costa norte del Atlántico, en 1972. Con su barca-clínica, donada por la Orden de Malta, ha llegado a las localidades más remotas, como las comunidades de la ribera del Igarapés, una de las infinitas ramas en las que se divide el delta del río.

Fides/Alfa y Omega