Un corazón comprometido - Alfa y Omega

Un corazón comprometido

Maica Rivera

Austral Esenciales nos trae la gran obra del maestro indiscutible de la narrativa norteamericana de finales del siglo XIX. Otra vuelta de tuerca cuenta la historia de una inexperta institutriz que se hace cargo de dos huérfanos, Miles y Flora, en una casa de campo. Pronto se sentirá víctima de una atmósfera ominosa, obsesionada con que algo o alguien malévolo acecha a los pequeños. La genialidad de Henry James reside en que el lector jamás llega a saber cuánto de objetividad, cuánto de sugestión, cuánto de lucidez y cuánto de locura existe en la narración de los hechos que nos llegan a través de un manuscrito en primera persona, de puño y letra de la propia cuidadora. 

Si algo hay claro es que esta no se puede catalogar como una historia de fantasmas. ¿Por qué, entonces, nos sobrecoge tanto? Sin duda, por el contraste de todos los sentimientos que nos suscita el frágil universo infantil frente al horror que nos produce la posible materialización a su alrededor de la maldad, cualesquiera que sean sus representaciones.  

La protagonista es la menor de las hijas de un humilde párroco rural que marcha a Londres, nerviosa y algo azorada, para dar respuesta personalmente a un anuncio que solicita servicios de aya. Se encuentra con un hombre rico y apuesto, tutor de dos sobrinos de los que quiere desentenderse lo máximo posible. Derrochador, vividor y sin una pizca de paciencia paternal, los niños  resultan para él una pesada carga hasta el punto de que desea delegar toda responsabilidad sobre ellos en una mujer a tiempo completo de manera que jamás sea molestado, sea cual sea el inconveniente que produzca su crianza y educación en la mansión del condado de Bly donde los aloja. La joven cae rendida ante los encantos del caballero, aceptando el trabajo como un compromiso personal con el íntimo anhelo de aliviarle contratiempos, obtener su agradecimiento y crecer en prestigio ante sus ojos, con el mejor desempeño de la tarea formativa que se le encomienda. Seguidamente sucumbe a la dulzura de los pupilos, a quienes ve como angelitos de Rafael. Voluntariosa y entregada a la causa, crea para ellos un micromundo de afecto, música y teatro, y les atiende con ternura apasionada, deslumbrada por su belleza, inteligencia y exquisitos modales. 

Sin embargo, de alguna manera, no deja de pesar en la cotidianidad la muerte reciente de su antecesora, y no es la única. También la posibilidad de que esta, quien igualmente tuvo toda la potestad sobre los hermanitos sin ningún control por parte del patrón, hubiese sido una mala influencia. Por todo ello, pronto el afán protector de la muchacha comienza a ser desmedido, no sabemos si en una desmesura acorde con un peligro real o alucinatorio. Y, a pesar de la angustia constante que le produce, se complace de poder ser la heroína que defiende la bendita inocencia de tan adorables criaturitas sin titubear en sacrificarse hasta donde sea necesario, prestando a que sus ojos vean todos los horrores con tal de evitárselos a los infantes a su cargo. 

Página a página se agiganta la inquietud. Crece la tensión hasta llegar a ser insostenible la convivencia, a pesar de que existe una gran catalizadora: la señora Grose, el ama de llaves, principal apoyo de la institutriz a quien brinda una sincera amistad que traspasa limpiamente las barreras de clase.  

Del primero al último, todos los tópicos de terror que se recrean, con un prodigioso sentido del ritmo, se colocan al servicio de la introspección psicológica de los personajes. El miedo pone de manifiesto, sobre todo, la vulnerabilidad de la comunidad en múltiples facetas. Sabemos, desde el comienzo, que asistiremos a una tremenda tragedia. Pero no sobrenatural, sino humana.

Otra vuelta de tuerca
Autor:

Henry James

Editorial:

Austral

Año de publicación:

2021

Páginas:

160

Precio:

3,95 €