Tres nuevos obispos para el Arzobispado Castrense, Toledo y Ciudad Rodrigo y Salamanca - Alfa y Omega

Tres nuevos obispos para el Arzobispado Castrense, Toledo y Ciudad Rodrigo y Salamanca

Juan Antonio Aznárez, Francisco César García Magán y José Luis Retana han sido los elegidos por el Papa Francisco

Fran Otero
García Magán, Aznárez y Retana serán obispos en Toledo, el Arzobispado Castrense y Ciudad Rodrigo y Salamanca.

Cascada de nombramientos episcopales en nuestro país. El Papa Francisco ha designado este lunes hasta tres obispos para cuatro sedes episcopales. Se trata de Juan Antonio Aznárez, hasta el momento obispo auxiliar de Pamplona, que será el nuevo arzobispo castrense; de José Luis Retana, que se convertirá en obispo de Ciudad Rodrigo y Salamanca, y de Francisco César García Magán, que será obispo auxiliar en Toledo.

Aunque todos tienen su importancia, el más relevante es el de Juan Antonio Aznárez, que va a ocupar la sede castrense, que se quedó vacante tras el fallecimiento por COVID-19, el pasado 28 de enero, de Juan del Río. Nacido en Eibar en 1961, siempre estuvo vinculado al Arzobispado de Pamplona, donde realizó estudios eclesiásticos y fue ordenado sacerdote en 1990. Su hasta ahora obispo titular, Francisco Pérez, ya fue arzobispo castrense antes de recalar en Pamplona.

Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Zaragoza y en Ciencias Bíblicas por el Pontificio Instituto Bíblico de Roma, fue nombrado obispo auxiliar de Pamplona en junio de 2012 y recibió la ordenación episcopal en septiembre de ese mismo año. En la CEE es miembro de la Comisión para la Liturgia.

Ciudad Rodrigo y Salamanca: dos diócesis y un obispo

Por otra parte, el nombramiento de José Luis Retana para Ciudad Rodrigo y Salamanca supone que estas dos diócesis compartirán obispo. La fórmula elegida para hacer efectiva esta decisión se conoce como in persona episcopi [en la persona del obispo], de tal forma que tendrán el mismo pastor pero no se modificará la estructura de ninguna de las dos diócesis.

Retana es natural de Ávila, donde desarrolló toda su labor pastoral hasta que el Papa Francisco lo designó, en marzo de 2017, obispo de Plasencia. En la CEE es miembro de la Comisión para la Educación y Cultura.

Un capellán del Papa para Toledo

Finalmente, el arzobispo de Toledo, Francisco Cerro, contará con la ayuda de un auxiliar, que será Francisco César García Magán, hasta ahora vicario general de la sede primada.

Su servicio a la Iglesia lo ha desarrollado en la citada diócesis y también en la Santa Sede, donde fue oficial de la Secretaría de Estado y luego secretario y consejero de las nunciaturas apostólicas en Colombia, Nicaragua, Francia y Serbia.

Ha sido vocal de la Comisión Asesora de Libertad Religiosa del Ministerio de Justicia, es académico de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de España, y miembro de la junta directiva de la Asociación Española de Canonistas, de la que fue vicepresidente de 2012 a 2014. Es capellán y prelado de honor de su Santidad.