The Chosen. Señor, me has mirado a los ojos

Isidro Catela
Jesús en una escena de las bodas de Caná, en el capítulo 5 de ‘The Chosen’. Foto: Share Alik / Vindagel Studios

Seamos sinceros: es muy difícil que una producción audiovisual (¿otra?) sobre la vida de Jesús nos sorprenda (para bien). Pero como lo increíble de los milagros es que existen, abajo prejuicios y tomen nota. Si todavía no la han visto, háganme caso. The Chosen les va a dejar tocados, a la manera que queda atravesado Mateo por la luz en el famoso claroscuro de Caravaggio. Con una producción más que digna, una banda sonora espectacular y un punto de vista narrativo sorprendente, The Chosen compone un fresco en el que el hilo conductor no es tanto el Otro (aunque, lógicamente, también lo es), sino los otros, los discípulos, aquellos a los que Jesús de Nazaret va mirando a los ojos y llamando por su nombre.

En este peculiar Evangelio audiovisual podemos ir, en el capítulo inicial, de la mano de un pastor que, en las periferias de hace más de 2.000 años, cruza su vida con María y José, hasta las bodas de Caná, la pesca milagrosa o la llamada, entre otros, de Pedro, Juan y Mateo.

La serie es norteamericana, está dirigida por Dallas Jenkins y cuenta con Jonathan Roumie en el papel de Jesús. Ha sido creada al margen de los circuitos hollywoodienses, así que no la busquen en plataformas. Financiada con aportaciones privadas, y con donaciones de más de diez millones de dólares, por el momento, podemos disfrutar una primera temporada de ocho capítulos descargándonos la aplicación (The Chosen), disponible tanto para iOS como para Android, o en el canal que la serie tiene en YouTube. Están ya pidiendo colaboración, al modo crowdfunding, para poder sacar adelante la segunda temporada. Es una buena ocasión para comprometernos de palabra (viéndola y recomendándola) y de obra (poniendo lo poco o mucho que podamos para que haya producciones como esta).