Suicidio y misericordia

José Calderero de Aldecoa

«Dios me ayudó a no ocultar el suicidio de mi madre». Con este titular, la entrevista a Javier Díaz Vega publicada en la contraportada de este semanario tuvo una profusa difusión. Tanta, que ha terminado siendo el germen de Entre el puente y el río, publicado este miércoles. 

En el libro, Díaz Vega habla sin ambages del suicidio de su madre, el 16 de diciembre de 2009. Y lo enfoca desde la perspectiva de la fe, «porque creo que mi historia no se puede explicar del todo» sin ella, pero sin juzgar a quien vive la misma experiencia sin este don. Tampoco elude preguntas dirigidas a Dios del tipo: «¿Dónde estabas? ¿Por qué no lo impediste? ¿Por qué no permitiste que lo impidiera yo? ¿Por qué el vacío ante muertes tan dolorosas es tan inmenso?» 

El autor profundiza en las enseñanzas de la Iglesia sobre el suicidio, que el Catecismo presenta como «contrario al amor de Dios vivo». Pero al mismo tiempo que asegura que «no se debe desesperar de la salvación eterna de aquellas personas que se han dado muerte», recuerda que «Dios puede haber facilitado por caminos que Él solo conoce la ocasión de un arrepentimiento salvador». 

Díaz Vega aporta datos para que el lector pueda tomar conciencia de la gravedad del problema: solo en España hay alrededor de 3.600 suicidios cada año, y unos 800.000 en el mundo. El libro también ofrece otros testimonios y recursos a los que acudir en caso de necesidad.

Todo ello con la intención de destruir el «arraigado tabú que llena de escandaloso silencio y de angustia la vida de los que se quedan» y «partiendo de la profunda certeza de que, entre el puente y el río, cabe la misericordia de Dios».

Entre el puente y el río
Autor:

Javier Díaz Vega

Editorial:

Nueva Eva

Año de publicación:

2020

Páginas:

160 páginas

Precio:

14,95 €