Secuestrado en Siria el franciscano Dhiya Azziz - Alfa y Omega

Secuestrado en Siria el franciscano Dhiya Azziz

Desde el 23 de diciembre no hay noticias del padre Dhiya Azziz. Regresaba a su parroquia de Yacoubieh, después de visitar a sus padres refugiados en Turquía. Ya había sido objeto de un secuestro relámpago en julio. La Custodia pide oraciones por su liberación

Redacción

Desde el 23 de diciembre no hay noticias del padre Dhiya Azziz. Regresaba a su parroquia de Yacoubieh, después de visitar a sus padres refugiados en Turquía. Ya había sido objeto de un secuestro relámpago en julio. La Custodia pide oraciones por su liberación

El franciscano iraquí Dhiya Azziz acudió a Turquía a visitar a su familia, que tuvieron que abandonar Karakosh (Irak), tras la llegada del Daesh. De vuelta a Siria para celebrar la Navidad en su parroquia de Yacoubieh (Siria) fue secuestrado. Según informó la Custodia de Tierra Santa «los rastros del religioso se perdieron en la mañana del 23 de diciembre pasado», cuando partió de Latakia a bordo de un taxi para dirigirse a Yacoubieh, a través de Hama.

El último contacto oficial se remonta a la mañana del 23 de diciembre, a aproximadamente las 09:00 horas. A partir de ese punto, añade el comunicado, no ha habido ninguna noticia, y «nadie sabe dónde está». A bordo del taxi iban otros pasajeros de los que también se ha perdido todo rastro.

¿Quién es el padre Dhiya Azziz?

Dhiya Azziz nació en Mosul, la antigua Nínive, en Iraq, el 10 de enero de 1974. Después de los estudios en el Instituto médico de su ciudad, abrazó la vida religiosa y después de su noviciado en Ain Karem, hizo la primera profesión religiosa el 1 de abril de 2002. En 2003 se trasladó a Egipto, donde permaneció durante varios años.

En 2010, entra la Custodia y es enviado a Ammán. Se traslada a Siria, a Latakia. Se ofrece voluntario para ayudar a la comunidad de Yacoubieh, en la región de Orontes (provincia de Idlib, distrito de Jisr al-Chougour), un lugar muy peligroso controlado por las milicias de Jabhat al- Nusra.

Ya en julio pasado había sido objeto de un secuestro relámpago, que se resolvió en unos pocos días. Al principio, las sospechas se volvieron hacia los militantes de al-Nusra, una rama de Al Qaeda en Siria. Sin embargo, los líderes del movimiento han negado cualquier implicación. Con toda probabilidad ha sido secuestrado por otro grupo yihadista que espera obtener un rescate.

AsiaNews/Alfa y Omega