Salvemos a la Iglesia en Iraq

Cristina Sánchez Aguilar
Así pasan los días entre las casas prefabricadas de AIN en Erbil. Foto: AIN

1.5 millones de euros es la cifra que aspira recaudar la Fundación de la Santa Sede Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) en todo el mundo. «Es la mayor campaña de la Historia por los cristianos de Iraq», afirman desde la institución. «Nos encontramos ante una gran encrucijada histórica. O se les sostiene con ayuda, o todos se irán y desaparecerá la presencia cristiana. Por eso, hemos lanzado esta campaña de carácter urgente, para evitar que no abandonen su tierra y que la presencia cristiana continúe en este país», afirman. De hecho, antes de 2003, eran 1.6 millones de cristianos. En estos momentos, se calcula que no llegan a 300.000. De ellos, 120.000 viven desplazados. Los que no han llegado a Líbano, Turquía o Jordania, se encuentran en el Kurdistán iraquí, malviviendo en tiendas de campaña o edificios semiderruidos.

Esta campaña de emergencia va destinada a bienes de primera necesidad, alojamiento, educación, ayuda a la formación de seminaristas, sostenimiento de religiosas y sacerdotes, y regalos de Navidad para los más pequeños.

El pasado jueves, se inauguró la primera de ocho escuelas, financiada por AIN, que se van a poner en marcha en Ankawa: «Las escuelas dan a padres e hijos una nueva esperanza. Son un argumento más para quedarse en el país que aman», señaló el director del departamento de Oriente Próximo de la Fundación pontificia, Andrzej Halemba, durante la apertura de la escuela. El arzobispo caldeo de Erbil-Ankawa, monseñor Baschar Matti Warda, agradeció a Ayuda a la Iglesia Necesitada su apoyo: «Se trata de una importante contribución para dar nuevas perspectivas a nuestros refugiados».

Otro de los proyectos que ya ha realizado la institución es la Werenfried Village, un pequeño barrio hecho de contenedores prefabricados que funcionan como casas para 1.000 personas. Disponen de electricidad y agua corriente, y hay instalaciones sanitarias en condiciones. «Este alojamiento es seguro y caliente, y les permite escapar del frío durante el invierno», explican desde AIN.

Para encender una vela virtual por los cristianos de Iraq, obtener más información o hacer un donativo, pueden visitar:

www.ayudaalaiglesianecesitada.org, o bien llamar al teléfono: 91 725 92 12.

Cristina Sánchez Aguilar