Reyes Magos de Oriente... al mundo entero - Alfa y Omega

Reyes Magos de Oriente... al mundo entero

El observatorio astronómico de los Magos toma vida en la Junta de Distrito de Tetuán, en Madrid. Desde él buscan la estrella que les guiará hasta Belén

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo
La muestra incluye figuras de los Magos de Oriente de Perú (grandes a la izda.), Ecuador (pequeñas) o Portugal (dcha.). Foto: Junta Municipal de Distrito de Tetúan (Madrid)

El observatorio astronómico de los Magos toma vida en la Junta de Distrito de Tetuán, en Madrid. Desde él buscan la estrella que les guiará hasta Belén

«¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto salir su estrella y venimos a adorarlo». Así fue la entrada de los Magos de Oriente en Jerusalén hace 2.000 años. La sorpresa y la expectación que debió de suscitar su llegada a la ciudad santa se repiten durante estos días por todos los hogares de España y del mundo, en una tradición inmemorial que se hunde en los comienzos de la cristiandad.

Detalle de los Reyes en el belén de la Tetuán. Foto: Junta Municipal de Distrito de Tetúan (Madrid)

En Madrid, la Junta Municipal del barrio de Tetuán ha organizado la exposición Mis queridos Reyes Magos con los Sabios de Oriente como protagonistas. Se ha recreado su observatorio astronómico, en el que estudian el firmamento buscando la estrella que les guiará hasta Belén, el lugar del nacimiento de Cristo. En un nacimiento obra del artesano belenista José Luis Mayo, se representa la caravana de los Magos después de visitar al rey Herodes y dirigiéndose hacia el portal de Belén, construido en una gran gruta de corcho y musgo donde se encuentra el Hijo de Dios recién nacido.

Figuras ecuatorianas. Foto: Junta Municipal de Distrito de Tetúan (Madrid)

También hay un gran nacimiento de más de cinco metros obra del mismo escultor, y una muestra de figuras que caracterizan a los tres Magos de Oriente procedentes de Alemania, Ecuador, España, Francia, Italia, Perú, Portugal, Sudáfrica y Zimbabue, en una diversidad de materiales que va desde el barro hasta el cartón, la madera, la porcelana o la hojalata, y en los que cada pueblo refleja su propia identidad.

El montaje de la exposición ha corrido a cargo de la Asociación de Belenistas de Madrid, con Ángel Peña como asesor artístico, quien asegura que «los Reyes Magos siguen siendo los personajes que mayor fascinación despiertan, por ese componente exótico que tienen, su origen oriental y lejano, sus trajes vistosos y extraños a nosotros, sus pajes y, cómo no, también sus regalos».

No se sabe ni cuántos eran ni cómo eran

Al ver a los Magos, «todos recordamos nuestras noches de Reyes, cuando éramos pequeños», pero a nivel simbólico sus figuras tienen un profundo significado: «La Biblia no menciona ni cuántos eran ni cómo eran, pero ha pasado a la tradición que representan las tres edades de la vida y son tres porque ese era el número de continentes conocidos en la Antigüedad». Pero lo más importante es que «los reyes de la tierra se postran ante el Rey del cielo», dice.

Varias representaciones africanas. Foto: Junta Municipal de Distrito de Tetúan (Madrid)

Ese es el secreto de los Reyes Magos: dejar todo aquello a lo que nos aferramos de adultos para volver a ser niños de nuevo, como los Magos, que, como dice el Evangelio, «al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría» y «viendo al Niño con María, su madre, cayendo de rodillas lo adoraron».

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo