Reconocidos líderes sociales piden detener la ley de eutanasia

Mas de 100 representantes de diferentes ámbitos de la vida pública española ­se han unido en el manifiesto Eliminar el sufrimiento, pero no eliminar al que sufre

Redacción
Foto: AFP / Piero Cruciatti

Más de 100 personalidades de la vida española han firmado el manifiesto propuesto por la Plataforma Los 7000 para pedir a diputados y senadores, a los partidos políticos, a las instituciones de la sociedad civil y a todos los ciudadanos «detener la tramitación que se sigue en el Congreso de los Diputados para legalizar la eutanasia».

El escrito afirma que lo realmente necesario para detener el sufrimiento no es la muerte, sino «leyes que protejan la vida, en especial, la de las personas mayores, que les provean de un trato digno y justo, y que aseguren la asistencia médica y hospitalaria adecuada». Por eso, se necesita «con urgencia» un plan de cuidados paliativos como «garantía necesaria para evitar el sufrimiento».

Los firmantes denuncian asimismo que «el 90 % de los fallecidos por la pandemia han sido personas de más de 70 años, la mayoría por falta de atención hospitalaria y recursos sanitarios, y sin la posibilidad siquiera de contar con remedios paliativos, llegándose incluso a la criba por razón de la edad». Y se preguntan: «¿Queremos crear una coartada legal con una ley de eutanasia para este tipo de actos?»

Por eso resulta «contradictorio» trabajar en el Congreso por la reconstrucción y al mismo tiempo «se tramite una ley tan divisiva como la de la eutanasia». En España hoy «lo que realmente se ofrece es morir entre sufrimientos o a manos del médico», lamenta el manifiesto.

«La eutanasia forma parte del problema, no de la solución, porque el fin para una vida digna es la conjunción de la compañía solícita y de los pertinentes cuidados paliativos», concluyen los firmantes.

El manifiesto lo firman entre otras reconocidas personalidades (se ha descartado la presencia de políticos en activo) los exministros Marcelino Oreja, José Luis Corcuera y Alberto Ruiz Gallardón; los presidentes de diversas asociaciones católicas y provida, como Jaime Mayor Oreja (One of Us), Alfonso Bullón de Mendoza (Asociación Católica de Propagandistas), Josep Miró (e-Cristians), Alicia Latorre (Federación Española de Asociaciones Provida), Daniel Fernández (Cristianos en democracia), Ignacio García Juliá (Foro de la Familia), Iñigo Gómez Pineda y María San Gil (Fundación Villacisneros), Mercedes Aroz (Foro Cultura21) y Raúl Sánchez Flores, secretario general de la Confederación Europea de Familias Numerosas; los rectores de las universidades CEU San Pablo, CEU Cardenal Herrera, Francisco de Vitoria, Católica de Ávila, Católica de Valencia y Abat Oliba CEU; personalidades del mundo médico, como Manuel Martínez-Selles (presidente del ICOMEM) y Jokin de Irala; y periodistas y personalidades del mundo académico y de la cultura, como Francisco Marhuenda, Juan Manuel de Prada, Dalmacio Negro, José Luis Restán y Joan Hortalà; el experto en demografía Alejandro Macarrón, el ex alcalde de la Coruña Francisco Vázquez, el exfiscal general del Estado Eligio Hernández, y el ex presidente de Unió Democràtica de Catalunya Josep Antonio Durán y Lleida.