«Que nuestros papás tengan una sonrisa hermosa como la tuya», le dice a Francisco una niña enferma de cáncer - Alfa y Omega

«Que nuestros papás tengan una sonrisa hermosa como la tuya», le dice a Francisco una niña enferma de cáncer

El último día de mayo, el Papa Francisco recibió, en la capilla de Santa Marta, a un grupo de niños enfermos del Departamento de Oncología Pediátrica del hospital Gemelli, que habían peregrinado…

Redacción

El último día de mayo, el Papa Francisco recibió, en la capilla de Santa Marta, a un grupo de niños enfermos del Departamento de Oncología Pediátrica del hospital Gemelli, que habían peregrinado a Lourdes. El Santo Padre rezó con ellos el Padre Nuestro y todos juntos cantaron el Ave María. «En Lourdes rezamos por ti, te dibujamos la Gruta de la Virgen, como un don de nuestra parte. Te prometemos que seguiremos rezando y te pedimos que reces por todos los niños enfermos del Gemelli y del mundo. Bendice a todas las mamás y papás, para que puedan tener siempre una sonrisa hermosa como la tuya», le dijo una niña, que le leyó una enternecedora carta

Papa Francisco se reunió el 31 de mayo, en la capilla de la Casa de Santa Marta, con un grupo de veintidós niños enfermos del Departamento de Oncología Pediátrica del hospital Agostino Gemelli de Roma, acompañados por sus padres, parte del personal del hospital y algunos voluntarios, religiosas y sacerdotes que les acompañan en las peregrinaciones a Lourdes y Loreto.

En una de las peregrinaciones a Lourdes, los niños aprovecharon para enviar al Papa dibujos de la gruta en la que se apareció la Virgen. Los dibujos estaban acompañados de una carta en la que se ofrecían para ir a rezar junto a él. El Papa los invitó a su casa y juntos rezaron, cantaron y tuvieron un rato de diálogo.

La emoción y la alegría se podía contemplar en el rostro de los niños. El Santo Padre rezó junto a ellos el Padre Nuestro, y después cantaron el Ave María de Lourdes. También hubo tiempo para el diálogo, en el que el Papa Francisco les recordó que Jesús está a su lado porque «Jesús os quiere muchísimo».

No como en la televisión

Michelle, en nombre de todos los niños, dirigió algunas palabras al Papa: «Querido Papa Francisco, estoy muy contenta de estar aquí en tu casa con los amigos del Gemelli, los médicos, los voluntarios y con los sacerdotes que nos acompañan a Lourdes con la Unitalse. ¡Es muy bonito poder verte de verdad y no como en la televisión! En Lourdes rezamos por ti, te dibujamos la Gruta de la Virgen, como un don de nuestra parte. Te prometemos que seguiremos rezando y te pedimos que reces por todos los niños enfermos del Gemelli y del mundo. Bendice a todas las mamás y papás, para que puedan tener siempre una sonrisa hermosa como la tuya».

Francisco impartió la bendición explicando a los niños que es «como un abrazo de Dios» y como es habitual en el Santo Padre, al finalizar el encuentro, saludó uno a uno a los presentes con gran afecto.

Alfa y Omega / VIS