Nace L’Osservatore di strada, la revista vaticana para las personas sin hogar - Alfa y Omega

Nace L’Osservatore di strada, la revista vaticana para las personas sin hogar

El Dicasterio para la Comunicación crea un mensual para refugiados, familias sin recursos y personas sin hogar, «para devolverles su derecho a la palabra»

Redacción
Un momento de la presentación de L’Osservatore di strada en el Vaticano. Foto: Eva Fernández.

«Desde hace nueve años, el Papa Francisco practica y predica una Iglesia en salida. Como católicos comprometidos cada día a la creación de un periódico como L’Osservatore Romano, ¿podemos encarnar este incesante llamamiento de Francisco? Hoy este nuevo periódico es una significativa respuesta a la provocación del Papa», afirma en la primera página de L’Osservatore di strada Andrea Monda, director del diario oficial de la Santa Sede, encargado de sacar adelante esta nueva iniciativa que se ha presentado este martes en Roma.

L’Osservatore di strada se constituye así en una nueva publicación de la Santa Sede, de carácter mensual y orientada a las personas sin hogar, refugiados y familias de pocos recursos. Será distribuido por estas personas y por algunos voluntarios en la plaza de San Pedro durante el rezo del ángelus por el Papa cada domingo a partir de este próximo 29 de junio. Se trata de un proyecto del Dicasterio para la Comunicación, que busca «devolver a los pobres su derecho a la palabra».

Pero L’Osservatore di strada no será solo un periódico de los pobres y por los pobres, sino que «quiere ser sobre todo un periódico con los pobres, un periódico hecho junto a ellos», afirma el dicasterio a través de Vatican News. Para ello dará la oportunidad de expresarse a las personas sin hogar que tengan talento para escribir o dibujar, o que simplemente tengan una historia que contar o una opinión que expresar.

«Y si alguien carece de las herramientas para hacerlo, el periódico se las proporcionará –señala el dicasterio–, implicando a intelectuales y personalidades del mundo de la cultura».

Portada de la nueva iniciativa del Dicasterio para la Comunicación del Vaticano.

Así, escritores, poetas, periodistas, fotógrafos, dibujantes, directores, actores y músicos «pondrán su arte a disposición de los pobres para realizar juntos una contribución que sea no una fría mediación en la mesa, sino una relación directa, cara a cara, con todos al mismo nivel y con la misma dignidad».

El periódico constará de doce páginas. En la portada, un editorial de calle introducirá el tema del mes, que luego se desarrollará en un artículo a cuatro manos: para el primer número, dedicado al tema de cómo es vivir en la calle, el artículo lleva las firmas de Mimmo, una persona sin techo del centro histórico de Roma, y del escritor Daniele Mencarelli. Cada mes se dedicará un espacio especial a la voz de los inmigrantes, que podrán contar su historia y sus esperanzas.

Las páginas centrales incluirán una reflexión sobre el tema del número protagonizada por el Papa Francisco, a través de una amplia antología de sus palabras y gestos. A ello le seguirá una página dedicada al voluntariado, y dos páginas con relatos, reflexiones, poemas y dibujos realizados por personas asistidas por asociaciones y grupos de Iglesia o simplemente encontradas en la calle. Para cerrar cada edición, un artículo presentará la experiencia de otros periódicos de calle publicados en Italia y en el mundo, al que seguirán dos lecturas, una en clave espiritual y otra humorística, del tema del número.