Mirona, filosofando desde los tejados - Alfa y Omega

Mirona, un monólogo interpretado por una inspirada Ángela Chica, nos cuenta la historia de una mujer que decide apartarse del mundo, pero sin dejar la parte mundana; se convierte en observadora, en criticadora y en filósofa; en un ente agorafóbico, por encima del bien y del mal, en los sentidos metafórico y literal de la palabra, puesto que se retira al tejado de su edificio para ser una partícipe ausente y escondida del pulso de la ciudad.

Ángela Chica nos ofrece grandes momentos, es difícil llenar el escenario cuando estás tú sola en él, y esta actriz consigue llenarlo con su presencia escénica así como con su desparpajo para decir un texto muy complicado en determinadas ocasiones, todo ello una vez que el espectador se acostumbra a su acento del sureste español.

Y hablando del texto, una creación de Paco Bernal, hay que destacar su fino sentido del humor, sus referencias culturales tan interesantes (que pueden ir desde un comentario sobre dibujos animados al existencialismo de Camus) y sus inclinaciones metafísicas y filosóficas, porque no olvidemos que Mirona puede estar loca o no pero, sobre todo, es una filósofa.

Contamos pues con una actriz solvente y un texto interesante pero, además, con una propuesta escénica, una dirección de Juan Vinuesa que hace que el espectáculo sea una obra redonda donde pasar un buen rato sin que nadie, ni el público más habituado al teatro, ni el más ligero, se sienta frustrado.

T. Gaviro

Mirona

★★★★☆

Teatro:

Teatros Luchana

Dirección:

Calle Luchana, 38

Metro:

Metro: Iglesia

Domingos a partir del 21 de octubre