Luis Argüello aboga por «proponer la vida», porque «la mejor defensa es un buen ataque» - Alfa y Omega

Luis Argüello aboga por «proponer la vida», porque «la mejor defensa es un buen ataque»

Durante la presentación del próximo Congreso Católicos y Vida Pública, el secretario general de la Conferencia Episcopal Española ha instando a «anunciar el Evangelio de la vida»

José Calderero de Aldecoa

«En la medida en que somos conscientes de la realidad de un ataque», y hoy en España se están planteando reformas legislativas sobre la eutanasia y el aborto, los católicos, «más que defender la vida, qué también», debemos «proponerla». Así lo ha asegurado el secretario general de la Conferencia Episcopal, Luis Argüello, durante la presentación de la XXII edición del Congreso Católicos y Vida Pública, que lleva por título: ¡El momento de defender la vida! y que se celebrará de manera online durante los días 13, 14 y 15 de noviembre.

Para el también obispo auxiliar de Valladolid, la propuesta pasa por «anunciar el Evangelio de la vida» porque, «como dirían los futboleros –y yo lo soy–, “la mejor defensa, es un buen ataque”». La frase ha sido redefinida por el secretario general así: «la mejor defensa, es una buena propuesta».

En este sentido, Argüello ha propuesta que «surja un movimiento a favor de la vida» que recuerde que «la visión católica de la vida». Y esta es que «nosotros, cuando hablamos de la vida, nos referimos a la vida de Dios, que quiere compartir la creación con alguien modelado a su imagen y semejanza».

Por último, el secretario general del Episcopado ha pedido sustituir el «paradigma del “pienso, luego existo”» que impera «en una sociedad marcada por el mecanicismo y basada en el azar y la necesidad», por uno nuevo: “Soy llamado y por eso vivo”».

Ideologización del hombre

En la presentación también ha participado el obispo de Getafe Ginés García Beltrán, quien ha subrayado que «hoy vivimos una crisis cultural de la visión judeocristiana de la vida» y que, encima, la alterativa propuesta por la sociedad «es poco clara, ambigua» y destaca por una profunda «ideologización del hombre».

Asimismo, el prelado ha advertido de «la antropología utilitarista, que responde a una cultura de lo efímero. Estamos en la cultura del usar y tirar, también en la vida»; de una comprensión errónea de la compasión, «que lleva a eliminar la vida para dejar de sufrir»; y frente al «individualismo, que conlleva una gran soledad».

Frente a todo ello, García Beltrán ha instado a «vivir del primado de la gracia» y a ser testimonio en el mundo»; a desarrollar «la teología del estar en medio de un mundo complicado»; y a «la presencia de la Iglesia en la vida pública, que es una asignatura pendiente en España».

Desprivatizar la vida

La última intervención ha sido la del obispo de Alcalá de Henares, Reig Pla, que ha criticado «la batería de leyes tremendamente injustas que ahora mismo se están presentando» porque «no se hacen cargo de desvelar el misterio de nuestra identidad ni se hacen cargo de la vocación del hombre a vivir en plenitud».

El prelado también ha pedido desprivatizar el tema de la vida. «Ya está bien de resolverlo como si el aborto se tratara de un derecho a decidir de una persona individual. ¡No, que no, que es el origen mismo de la sociedad!, y esta tiene que custodiar el don de la vida humana. Eso es una sociedad justa», ha asegurado.

Reig Pla ha concluido su alocución alentando a la evangelización, al anuncio de Cristo. Además, ha pedido «reconstruir el sujeto humano», para que vuelva a ser una «unidad de cuerpo y espíritu»; reconstruir las familias cristianas, que son el «seno donde uno es acogido» y por último «reconstruir la comunidad cristiana», de lo contrario no podremos reconstruir la sociedad».

La batalla del significado

La presentación de la XXII edición del Congreso Católicos y Vida Pública corrió a cargo de José Luis Restán, quien aseguró que «estamos en un momento para defender la vida», lo que para el periodista de Cope pasa por «recuperar la batalla del significado».