Los obispos de Costa Rica exigen que se publique el protocolo para el aborto

Es inminente la aprobación del protocolo que desarrolla la despenalización del aborto en Costa Rica y la entrada en vigor de esta norma, y «la gran mayoría de la ciudadanía desconoce su alcance y contenido», ha denunciado el presidente de la Conferencia Episcopal Costarricense en un comunicado

Alfa y Omega
Foto: REUTERS/Juan Carlos Ulate

Es inminente la aprobación del protocolo que desarrolla la despenalización del aborto en Costa Rica y la entrada en vigor de esta norma, y «la gran mayoría de la ciudadanía desconoce su alcance y contenido», ha denunciado el presidente de la Conferencia Episcopal Costarricense en un comunicado

La Iglesia católica en Costa Rica ha exhortado a las autoridades que están elaborando el protocolo sobre aborto terapéutico a dar a conocer el contenido a la opinión pública antes de su aprobación. «Actualmente, la gran mayoría de la ciudadanía desconoce los alcances y contenidos de dicho protocolo que será aprobado por el Ministerio de Salud», critica el presidente de la Conferencia Episcopal Costarricense, el arzobispo de San José, monseñor José Rafael Quirós, lo pide en una carta al presidente de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS)

Se trata del protocolo que desarrolla cómo se realizarán los abortos por violación, malformación del feto o riesgo para la salud de la madre. Son los supuestos que se despenalizaron en diciembre, mediante una norma técnica que reformaba el artículo 121 del Código Penal. La norma contemplaba un plazo de seis meses para su desarrollo; período que está a punto de vencer.

Ante la inminente entrada en vigor de la norma, el presidente del episcopado afirma que es de suma importancia «la transparencia en la toma de decisiones de las autoridades sanitarias» en materia del derecho humano fundamental a la vida  y, por ende, que «la ciudadanía, que convive en un régimen democrático participativo, tenga el derecho a expresar su opinión».

Sin aprobación legislativa

«La vida humana es un don de Dios y nuestra responsabilidad es defenderla, conservarla y cuidarla desde el momento de su concepción hasta su término natural», subraya monseñor Quirós en la misiva. Y es que en su momento, los obispos rechazaron como «inaceptable» dicha medida y manifestaron la urgencia de que esa norma fuera sometida a la aprobación legislativa, «ya que se trata de la regulación de la vida humana que constituye el derecho básico de todas las libertades públicas».

Al concluir la misiva, el arzobispo de San José también se hace eco de sus hermanos obispos y de la Iglesia de costa Rica que sigue «rogando a Dios en estos tiempos de pandemia debido al COVID-19, por la vida humana y la salud integral que requiere de la solidaridad y del bien común».

Vatican News/Alfa y Omega