Los obispos bolivianos se suman a las críticas de fraude electoral - Alfa y Omega

Los obispos bolivianos se suman a las críticas de fraude electoral

El presidente del episcopado boliviano, Ricardo Centellas, pide una segunda vuelta en las presidenciales con «otro árbitro» distinto del Tribunal Supremo Electoral, desacreditado por los «signos evidentes de frade» en el recuento de votos

Ricardo Benjumea
Foto: REUTERS/Rodrigo Urzagasti

El presidente del episcopado boliviano, Ricardo Centellas, pide una segunda vuelta en las presidenciales con «otro árbitro» distinto del Tribunal Supremo Electoral, desacreditado por los «signos evidentes de frade» en el recuento de votos

Existen «signos evidentes de fraude» en las recientes elecciones; «hacemos un llamado urgente para que se respeto el clamor del pueblo por la democracia». «Ojalá haya una segunda vuelta para alcanzar la paz».

Son palabras al portal de la Santa Sede, Vatican News, del presidente de la Conferencia Episcopal Bolivia, Ricardo Centellas. Los 13 obispos bolivianos presentes en el Sínodo han tomado partido ante el conflicto político que se vive en estos momentos en el país, con las denuncias de la oposición sobre irregularidades en las elecciones presidenciales del pasado 20 de octubre. El presidente, Evo Morales, se ha proclamado vencedor en primera vuelta para un cuarto mandato, pero la Organización de Estados Americanos (OEA) reclama la celebración de una segunda vuelta en diciembre.

Ha generado numerosas dudas el método de conteo de votos seguido por el Tribunal Supremo Electoral, con sospechosas pausas en momentos decisivos, en los que el escrutinio favorecía las expectativas del candidato opositor y expresidente Carlos Meses de forzar una segunda vuelta. El vicepresidente del tribunal, Antonio Costas, ha presentado su dimisión por los «desacuerdos» con la actuación de este organismo.

«Con otro árbitro»

Los obispos bolivianos no piden solo una segunda vuelta, sino también que sea otro organismo el que supervise las elecciones. «El Tribunal Supremo Electoral ha perdido credibilidad», aseguró desde Roma Ricardo Centellas. «Si queremos apaciguar, si queremos volver realmente a un camino democrático, hay que hacerlo con otro árbitro», añadió en rueda de prensa.

A estos llamamientos se ha sumado también la vida religiosa. La Conferencia Boliviana de Religiosas y Religiosos emitió un comunicado desde Cochabamba sumándose «a los obispos y a las preocupaciones de organismos internacionales».

Al mismo tiempo, hace un llamamiento a la distención, ante la preocupación por la deriva de las protestas populares. «Pedimos que no se alimenta la confrontación y alentamos toda iniciativa de diálogo y pacificación que  pueda traernos un clima de paz y de justicia tal como propone el Evangelio», prosigue el comunicado, en el que se invita a la vida religiosa a «realizar gestos que ayuden a las comunidades a acompañar este momento que ha generado incertidumbre, malestar y enojo».

R. B.