Los obispos aprueban un decreto general para hacer frente a los abusos - Alfa y Omega

Los obispos aprueban un decreto general para hacer frente a los abusos

El texto incorpora la reciente reforma del Código de Derecho Canónico y el vademécum publicado por la Santa Sede

Fran Otero
Los obispos españoles se disponen a cruzar la Puerta Santa de la catedral de Santiago de Compostela. Foto: Europa Press.

La Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE) ha aprobado esta semana un decreto general sobre protección de menores y frente a los abusos que «pone al día» la normativa que los propios obispos habían realizado en marzo de 2020. Esto es, han incorporado la reforma del libro VI del Código de Derecho Canónico del pasado mes de junio, así como el vademécum publicado por la Santa Sede.

De este modo, según ha comunicado la propia CEE, la española se convierte «en la primera conferencia episcopal en el mundo que aprueba este conjunto de normas» y avanza que tendrá validez «en todas las diócesis, en las instituciones religiosas de derecho diocesano». Entrará en vigor en cuanto reciba la aprobación por parte de la Santa Sede.

Con todo, el secretario general y portavoz de la CEE, Luis Argüello, que fue el encargado de realizar el anuncio desde Santiago de Compostela –a donde los obispos han peregrinado este viernes con motivo del Año Santo Compostelano–, ha afirmado que «no estamos por la labor de realizar investigaciones de carácter sociológico o estadístico», pues «lo decisivo es el conocimiento de las víctima». Eso sí, ha reconocido que en ninguna de las Plenarias en las que han tocado este tema han participado víctimas de abusos.

Argüello sí ha hablado a nivel personal con alguna de ellas que, además, le ha pedido discreción. «Desean que su testimonio sea para mí, como obispo, un acicate para el compromiso de no mirar para otro lado, de poner en marcha caminos de colaboración, de atención a las víctimas, de prestación de ayudas terapéuticas… Eso se está haciendo en la Iglesia», ha añadido.

En su opinión, el paso dado en esta Asamblea Plenaria, la actualización de la normativa, «es una buena muestra del deseo de seguir caminando hacia adelante».

En este sentido, ha dicho que los casos de abusos sexuales vinculados a la Iglesia representan el 0,8 % y se pregunto: «¿Por qué se pone el foco solo en la Iglesia católica?». En cualquier caso, ha reiterado que le hecho de que sean cifras baja «no disminuye la gravedad». «Estos pecados y delitos quiebran la credibilidad de la Iglesia», ha continuado.

Antes de la comparecencia de Argüello, el presidente de la CEE y arzobispo de Barcelona, cardenal Juan José Omella, se refirió a esta cuestión en su oración ante el Apóstol Santiago: «Los abusos cometidos por algunos miembros de la Iglesia nos causan dolor y vergüenza. Pedimos tu fuerza y tu luz para que, en todas las diócesis, podamos encontrar, acoger y acompañar, cara a cara, a las víctimas en la sanación del dolor».

El purpurado también ha tenido presente el dolor de los habitantes de La Palma, «que llevan ya más de dos meses bajo la erupción del volcán». «A ellos deseamos llegue, no solo la oración, tan necesaria, sino también la solidaridad de todos los pueblos de España», ha añadido.

También se ha referido a las personas que se encuentran en exclusión social o tienen dificultades económicas: «Te pedimos, apóstol Santiago, que acompañes y suscites en todos nosotros sentimientos de compasión, a la vez que, compromisos eficaces para hacer verdad que somos un pueblo, y que todos estamos comprometidos unos con otros, y todos con los que más sufren»

Los obispos celebraron la Eucaristía en la catedral compostelana. Foto: Europa Press.

«Deseamos que venga el Papa a Santiago»

La jornada de los obispos en Compostela ha estado marcada, además, por la posible visita del Papa Francisco a la capital gallega. De hecho ha dicho que «darían saltos de alegría» si se pudiese concretar la visita durante la Peregrinación Europea de Jóvenes, que tendrá lugar del 4 al 8 de agosto, a la que ya han confirmado asistencia más de 10.000 jóvenes.

Por su parte, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha reiterado su invitación al Papa Francisco –estaba presente el nuncio, Bernardito Auza– para que peregrine a la tumba del apóstol Santiago en un encuentro con los obispos.

En otro orden de cosas, los obispos han dado el visto bueno a la elaboración de un documento sobre la situación actual de la sociedad española, que se titulará Persona, Familia y Bien Común. Un texto que abordará el «acelerado proceso de cambio» que se vive en nuestro país y se articulará en torno a varias propuestas: la importancia de la cuestión de Dios, la familia entre hombre y mujer y la vinculación frente al desarraigo de los migrantes, de la España vaciada…

En este sentido, analizarán cuestiones como el Estado de bienestar, el trabajo, las migraciones o la ecología integral. Se trata de «un banderín de enganche», ha dicho Argüello, para dialogar con la sociedad española.

Finalmente, la Plenaria ha aprobado el presupuesto del Fondo Común Interdiocesano, que se incrementa en diez millones de euros hasta los 295, ha ultimado los detalles de la visita ad limina de los obispos al Papa, que se realizará entre diciembre y enero, y ha fijado las nuevas fechas de la fase diocesana del proceso sinodal, pues la celebración de la Asamblea Sinodal Española tendrá lugar el próximo 11 de junio.

Rueda de prensa final de la 118ª Asamblea Plenaria.