La inmigración no es un problema para los españoles - Alfa y Omega

La inmigración no es un problema para los españoles, según una encuesta del CSIC

Según el director de la investigación, Sebastian Rinken, los datos muestran que el rechazo a los migrantes en España «es una actitud minoritaria»

Fran Otero
El secretario de Estado de Migraciones, Jesús Javier Perea, durante el acto de presentación de la encuesta. Foto: Alfa y Omega

«La mayoría social prioriza otros temas antes que la inmigración». Esta es una de las conclusiones de la encuesta Las actitudes antes la inmigración y los inmigrantes en España: datos recientes y necesidades de conocimiento, dirigida por Sebastian Rinken, investigador del Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA) del CSIC, y financiado con fondos públicos.

El trabajo, que se enmarca dentro del proyecto de investigación Explicando Actitudes Sosegadas hacia los Inmigrantes en España (EASIE) y que fue presentado este jueves, señala que solo un 7 % de los encuestados –la recopilación de datos se hizo en octubre de 2020– no ve la inmigración como uno de los tres problemas más importantes del país.

Estos datos están en línea con la actitud que dicen tener ante los inmigrantes, pues solo el 16 % manifiesta antipatía generalizada. Así, el informe afirma que «el rechazo hacia esta población es una actitud minoritaria compartida por una sexta parte».

Detrás de esta cifra se esconden algunos datos específicos: que la antipatía es porcentualmente superior en personas con ideologías de centro o de derechas y que el colectivo de migrantes marroquíes es el que suscita mayor rechazo (35 % de los encuestados).

A favor de que vengan

También en el plano positivo, los españoles están «moderadamente» a favor de que el país siga recibiendo flujos migratorios y reconocen que la mano de obra autóctona y extranjera se complementan.

Por contra, tienen la percepción de que la normativa vigente es demasiado permisiva –solo el 19 % ve correctas las políticas migratorias– y que los migrantes reciben un trato preferente por parte de las administraciones públicas. Sobre la última cuestión, un 57 % de los encuestados dicen que los migrantes reciben del Estado más o mucho más de lo que aportan.

Finalmente, la investigación muestra que gran parte de la población española –casi un 70 %– cuenta con personas migrantes entre sus amigos.

Posturas diferenciadas

«Los resultados –ha afirmado el autor del estudio durante su presentación– evidencian posturas diferenciadas con respecto a distintos aspectos del hecho migratorio, aunque predominantemente son positivas o neutras, sin quitar hierro a opiniones negativas».

Para explicar los recelos y las críticas hacia la inmigración, que las hay, Rinken advierte de que no se puede acudir solamente a los prejuicios, pues las motivaciones remiten «a cuestiones de justicia distributiva». «Para disminuir las percepciones de agravio comparativo, la pedagogía política debe combinarse con una mayor dotación de recursos destinados a paliar situaciones de pobreza y exclusión social», añade en el informe.

En la presentación estuvo presente el secretario de Estado de Migraciones, Jesús Javier Perea, quien ha señalado que este trabajo es «una herramienta fundamental y muy útil» para los poderes públicos. Lo es, ha añadido, porque permite «tomar el termómetro de una realidad» y porque puede ayudar a hacer frente a determinados discursos. «De lo que hablamos es de convivencia», ha afirmado.

Crece el discurso de odio en redes sociales contra los menores extranjeros no acompañados

Según el Observatorio Español del Racismo y la Xenofobia, los mensajes de odio en redes sociales hacia los menores extranjeros no ha acompañados han crecido en 13 puntos en los últimos meses (julio y agosto), tal y como recoge en el Boletín de Monitorización del Discurso de Odio en Redes Sociales. Un incremento, explican desde este organismo, que tiene que ver todavía con la entrada en Ceuta de miles de menores el pasado mes de mayo.

En general, los contenidos con actitudes contrarias a los migrantes también han crecido ligeramente. «Los resultados muestran que el discurso de odio en las plataformas estudiadas sigue estando influido en gran medida por la agenda mediática y política del momento», recoge el informe.

Como nota positiva, cabe reseñar que ha descendido los casos de xenofobia hacia los migrantes de origen asiático, sudamericano y europeo, así como hacia el colectivo gitano.