La Iglesia en Portugal aplaude el recurso de la eutanasia al Constitucional

Los obispos de Portugal aplauden el recurso al Constitucional sobre la eutanasia

El presidente de Portugal considera que la legalización de la eutanasia «utiliza conceptos excesivamente indeterminados» en los requisitos para aplicarla

Redacción
El presidente de Portugal recurre la eutanasia
Marcelo Rebelo de Sousa. Foto: EFE / EPA / Tiago Petinga

La Conferencia Episcopal Portuguesa ha aplaudido la decisión del presidente del país de remitir al Tribunal Constitucional la reciente ley de eutanasia. Los obispos «contaban» con que se presentara ese recurso, afirmó el lunes a la agencia Ecclesia su portavoz, Manuel Barbosa. Aunque también matizó que «sea cual sea la decisión, la Iglesia y todos los que luchan por la vida seguirán haciéndolo». 

El centroderechista Marcelo Rebelo de Sousa remitió al Tribunal Constitucional, el 18 de febrero, el texto de la nueva norma aprobada el 29 de enero por 136 votos a favor, 78 en contra y cuatro abstenciones. Solicitaba que se valorara su constitucionalidad antes de ratificar el texto, pues «utiliza conceptos excesivamente indeterminados al definir los requisitos de autorización para la despenalización de la muerte médicamente asistida». 

El jefe de Estado también cuestionaba la expresión «situación de sufrimiento intolerable», sosteniendo que «este concepto no está mínimamente definido». La interpretación de estos conceptos queda en manos de los profesionales médicos, señala el presidente en su escrito al Constitucional, donde considera que esto «crea una situación de inseguridad jurídica que habría que evitar en una materia tan sensible» como la eutanasia.

Poder de veto

La Federación Provida lusa ha estado haciendo campaña para pedir a Rebelo de Sousa que implicara al Tribunal Constitucional para discernir si la eutanasia tal como está regulada se ajusta a los principios fundamentales del ordenamiento jurídico del país. Después de este recurso, al jefe de Estado de Portugal le queda la opción de ejercer su poder de veto, «absoluto» para las leyes aprobadas directamente por el Gobierno y «relativo» si proceden del Parlamento.

Es la segunda vez que Rebelo de Sousa remite una ley al Constitucional desde que asumió la jefatura de Estado en 2016, informa EFE. La primera vez fue en 2019, cuando pidió que revisase las alteraciones a la ley sobre la reproducción artificial y la gestación subrogada. En aquella ocasión, el tribunal declaró inconstitucionales algunos puntos y el presidente terminó vetando la norma.

El lunes, al finalizar su reunión online, el Consejo Permanente de la Conferencia Episcopal Portuguesa reafirmó en una nota «la posición en contra de esta decisión que siempre ha asumido la Iglesia». El padre Manuel Barbosa añadió que considera necesario mantener el proceso de sensibilización de la sociedad y trabajar con quienes más sufren. «Debemos cuidar más a las personas que se encuentran en estas situaciones, fortaleciendo los cuidados paliativos».