La Comisión de la Verdad presenta su informe sobre el conflicto armado de Colombia - Alfa y Omega

La Comisión de la Verdad presenta su informe sobre el conflicto armado de Colombia

Ha recogido el testimonio de cerca de 30.000 personas. El informe desvela un «entramado de intereses políticos, institucionales, económicos, culturales, militares y de narcotráfico», dijo el presidente de la entidad, el jesuita De Roux

Redacción
El jesuita Francisco de Roux mostrando el informe final de la comisión. Foto: Efe / Mauricio Dueñas Castañeda.

La Comisión de la Verdad comenzó este martes la entrega de su informe final, fruto de tres años y medio de investigaciones y recopilación de testimonios, que da cuenta de una «Colombia herida» por más de medio siglo de conflicto armado y sienta unas recomendaciones para repararla.

«Traemos un mensaje de esperanza y futuro para nuestra nación vulnerada y rota», aseguró el presidente de la Comisión de la Verdad, el padre Francisco de Roux, durante el acto de presentación del informe en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán, lleno de víctimas de toda índole y el presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, y donde el gran ausente fue el Gobierno actual al que se le ha criticado poner trabas a la implementación del acuerdo de paz.

Se trata de un trabajo para el que los diez comisionados y el presidente De Roux han hablado con cerca de 30.000 personas desde el 29 de noviembre de 2018 y que cuenta con diez capítulos –siendo el de exilio, el étnico y el de género pioneros en el mundo– y de los que de momento la comisión solo ha publicado dos: el de hallazgos y recomendaciones y el volumen testimonial.

Hallazgos y recomendaciones

«La comisión no es dueña de la verdad», como aseguró el padre, pero en el informe tratan de establecer patrones y se habla de un «entramado de intereses políticos, institucionales, económicos, culturales, militares y de narcotráfico».

Las responsabilidades «son distintas para quienes ejercían el poder del Estado y lo defendían, debiendo respetar las leyes y para quienes se levantaron en armas y negaron la legitimidad del Estado».

«¿Cómo nos atrevimos a dejar que pasara y cómo nos podemos atrever a permitir que continúe?», se preguntaba el jesuita durante su intervención.

Y por ello, en el informe se da una serie de recomendaciones para todos los sectores de la sociedad que van desde una premisa tan genérica como implementar de manera integral el acuerdo de paz de 2016 con las FARC, del que surgió esta comisión, frenar la impunidad o «superar el racismo estructural, el colonialismo y la exclusión» a otras más concretas como establecer una nueva visión de la seguridad o «dar a los campesinos el lugar que tienen para la vida».

La comisionada Marta Ruiz, en una rueda de prensa recogida por EFE, por ejemplo, habló de la necesidad de un «cambio de paradigma en el narcotráfico» porque las estrategias de lucha contra uno de los grandes financiadores de la guerra ha sido un «fracaso», y también de «profundizar la democracia».

La Comisión de la Verdad publicará en los próximos dos meses el resto del informe en un ejercicio de socialización hasta que acabe su mandato el 29 de agosto, y se instalará un comité de seguimiento y monitoreo, integrado por siete miembros, que observará la implementación de las recomendaciones.