Jóvenes Católicos: «Las religiosas de clausura están pasando dificultades y queremos ayudarlas»

El grupo de jóvenes ha lanzado una campaña de recogida de fondos para ayudar a las religiosas que ante el coronavirus se han quedado sin su principal fuente de ingresos. Se trata de devolverles toda la oración y el trabajo material que están desarrollando ante la pandemia

José Calderero de Aldecoa
Foto: Valerio Merino

El grupo de jóvenes ha lanzado una campaña de recogida de fondos para ayudar a las religiosas que ante el coronavirus se han quedado sin su principal fuente de ingresos. Se trata de devolverles toda la oración y el trabajo material que están desarrollando ante la pandemia

Las religiosas de clausura ya vivían confinadas mucho antes de que se decretara el Estado de Alarma, solo que ellas lo hacían por amor y no por imposición. Pero su encierro no supone un desentendimiento del mundo. Al contrario, están constantemente rezando por sus necesidades y, particularmente, por que Dios se haga presente en medio de ellas.

Todo ello ha quedado patente durante la actual pandemia del coronavirus, que ha llevado a las monjas a rezar por los enfermos, el personal sanitario, pero también a dejar sus habituales labores para tratar de colaborar materialmente en la solución de la crisis sanitaria en la medida de sus posibilidades.

Ahora, el grupo Jóvenes Católicos (JC) ha lanzado una campaña de recogida de fondos para tratar de devolverles de alguna forma toda la oración y el trabajo desinteresado que están haciendo ante la pandemia, cuando muchas se han quedado sin su fuente de ingresos por culpa del confinamiento.

Foto: Jóvenes Católicos

«Las monjas de clausura suelen hacer dulces, o cosen, como medio de subsistencia, pero todo eso ha quedado paralizado por el coronavirus y están pasando dificultades. Muchas religiosas incluso han paralizado su trabajo habitual para ponerse a fabricar mascarillas u otros tipos de materiales de protección», explican desde JC.

Con esta iniciativa, lo que queremos es «recaudar el dinero y luego repartirlo entre los conventos para así poder ayudarlas. En principio, a partes iguales, pero luego se estudiará qué comunidades tienen más necesidades». La campaña de recogida de fondos se lanzó hace unas pocas horas y ya ha logrado reunir más de 1.300 euros.

Oración por los afectados

La recaudación de fondos de JC surge también después de que el grupo de jóvenes hubiera bombardeadocon peticiones de oraciones a los conventos de clausura. «Lanzamos recientemente otra iniciativa en la que pedíamos que nos hicieran llegar por correo electrónico peticiones de oración por afectados por el coronavirus. Luego, les reenviábamos el correo a las religiosas con la intención, el nombre y la ciudad», aseguran.

Para colaborar se puede realizar un Bizum a: +34 638 663 323 o una transferencia bancaria al número: ES32 3067 0102 1531 0978 2924.

J. C. de A.