Jiménez Zamora: «La Virgen del Pilar nos va a contagiar de su amor»

El administrador apostólico de Zaragoza preside una «atípica» fiesta de la Virgen del Pilar

Redacción
Vicente Jiménez Zamora, admnistrador apostólico de Zaragoza, reza ante la Virgen. Foto: Archidiócesis de Zaragoza

El administrador apostólico de la Archidiócesis de Zaragoza, Vicente Jiménez Zamora, ha resaltado el «ejemplar» comportamiento de los fieles que se han acercado a ver a la Virgen del Pilar a lo largo de estos días y, en especial, este lunes, 12 de octubre, día de su festividad.

«El comportamiento de los fieles es de admirar y alabar y quiero felicitarles a quienes se han acercado durante la novena y durante todo el tiempo de pandemia también», ha manifestado Jiménez en declaraciones a los medios de comunicación, antes de presidir la misa pontifical en el altar mayor de la basílica, informa Europa Press.

El hasta ahora arzobispo de Zaragoza ha destacado que a pesar de ser un día «atípico» por la pandemia, se puede celebrar «el gran día del Pilar». «Hoy la Virgen del Pilar nos va a contagiar de su amor» y «dónde está la Virgen deben estar los hijos», ha dicho, al tiempo de que ha advertido de que «los hijos tienen que ser buenos, observar todas las normas y disposiciones sanitarias, de higiene, seguridad y la distancia física» para evitar la propagación de la COVID-19, ha subrayado.

En cuanto a la ofrenda de flores improvisada ante el altorrelieve ubicado en el centro de la fachada de la Basílica del Pilar, que representa la Venida de la Virgen a la ciudad, monseñor Jiménez ha manifestado que es una muestra de que el «corazón habla» y los fieles expresan de muchas formas el amor que tiene a la Virgen: «Unas veces son con flores, otras con lágrimas, otras en los silencios, pero siempre se lleva el amor en el fondo del corazón», ha apuntado.

Según el administrador apostólico, «se están observando escrupulosamente todas las normas higiénicas y de seguridad» y ha recordado que «hay tiempo suficiente par que los fieles se acerquen a ver a la Virgen», insistiendo en que quieren que «discurra la fiesta con mucha paz, con mucha tranquilidad y con mucha responsabilidad».

Su última fiesta del Pilar

Por último, Jiménez ha expresado que es un día emotivo porque es el último año que celebra esta festividad al frente a la archidiócesis. «El 21 de noviembre, como saben, vendrá ya el nuevo arzobispo. Por tanto voy a darle gracias a la Virgen del Pilar que me ha cuidado».

Jiménez ha concluido pidiendo por todos. «Que Virgen nos libre de esta pandemia y podamos celebrar al año próximo con alegría inusitada y con fervor multitudinario», ha manifestado.