Fundación Madrid Vivo: «La Iglesia es un aliado para que las empresas conecten con la sociedad»

Carlos González García
Foto: José Luis Bonaño

«Con frecuencia, el colectivo de las empresas vive distante de la labor social que organizan las Iglesias. Sin embargo, hay un concepto de responsabilidad social y de valor compartido donde las empresas y el capitalismo necesitan volver a conectar con las necesidades de la sociedad. Y un buen aliado para que las empresas conecten con la sociedad es la Iglesia católica». Así lo asegura el abogado Javier Cremades, presidente ejecutivo de la Fundación Madrid Vivo, a través de la que grandes empresarios colaboran la Iglesia de Madrid y con su «labor social pegada al terreno».

Este viernes, 28 de junio, el patronato de la fundación se ha reunido con el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, presidente de honor de la misma, en el Palacio Arzobispal. En el encuentro, Cremades ha renovado su cargo como presidente ejecutivo y se han incorporado como patronos Tomás Pascual, del Grupo Pascual, y Carlos de la Mata, a quien sustituye José Ortiz como secretario general.

Foto: José Luis Bonaño

«Seguir haciendo cosas para el bien común de todos»

Cremades reconoce que «ha sido un año extraordinario para la fundación», en el que, entre otras iniciativas, «hemos firmado un convenio por primera vez con Cáritas para apoyar la labor que está haciendo y hemos aportado en el XXVI Congreso Mundial de Derecho, que se celebró en Madrid en febrero, con una importante entrega de un Premio Nobel Jurídico al rey Felipe VI». «Además –detalla– pudimos incorporar a aquel congreso una mesa redonda sobre la religión en la democracia», en la que participó el propio cardenal Osoro.

Hoy en día, la Fundación Madrid Vivo continúa «con la tarea de crear un puente entre la sociedad civil empresarial y la Iglesia de Madrid» y así «seguir haciendo cosas para el bien común de todos».

Foto: José Luis Bonaño

Apuesta por la familia y la formación

De cara al próximo año, Cremades destaca el encuentro que mantendrán en agosto con el Papa Francisco. «Vamos a poder estar dos patronos de la fundación con Su Santidad, para entregarle una memoria de actividades y un obsequio. La verdad es que estamos especialmente satisfechos», explica.

Además, los integrantes de la fundación «vamos a involucrarnos en el gran Encuentro Internacional Paz sin Fronteras que se va a celebrar en Madrid, impulsado por la archidiócesis de Madrid y la Comunidad de Sant’Egidio».

Este trabajo se sumará al que ya realizan de apoyo a las familias «desde y con las empresas», a una profundización de la relación con Cáritas y a la permanente apuesta por la formación. «Ya hicimos en su día la Biblioteca de San Dámaso, con la aportación de Santander y Telefónica», y «hemos conseguido que la gente de la consultora Everis aporte un número importante de ordenadores y de formación digital a la gente de Cáritas», cita Cremades como ejemplos.

Infomadrid/Carlos González