Francisco, «profundamente apenado» por las víctimas del volcán de Fuego en Guatemala

El Papa ha enviado un telegrama al nuncio Apostólico en Guatemala en el que asegura sus «oraciones por todos los que sufren las consecuencias de ese desastre natural» y «ofrece sufragios por el eterno descanso de los fallecidos». Las autoridades han elevado a 69 el número de muertos

Alfa y Omega
Víctimas del volcán de Fuego en Guatemala. Foto: AFP Photo/Johan Ordoñez

El Papa ha enviado un telegrama al nuncio Apostólico en Guatemala en el que asegura sus «oraciones por todos los que sufren las consecuencias de ese desastre natural» y «ofrece sufragios por el eterno descanso de los fallecidos». Las autoridades han elevado a 69 el número de muertos

El Papa Francisco ha enviando un telegrama al nuncio Apostólico en Guatemala, monseñor Nicolas Thevenin, con motivo de la erupción del volcán de Fuego, situado a unos 50 kilómetros de la capital guatemalteca, que ha provocado la muerte de decenas de personas.

El Pontífice asegura estar «profundamente apenado» por la «triste noticia de la violenta erupción del Volcán de Fuego, que ha ocasionado numerosas víctimas e ingentes daños materiales».

En el telegrama, firmado como es habitual por el cardenal secretario de Estado Vaticano, Pietro Parolin, el Santo Padre asegura sus «oraciones por todos los que sufren las consecuencias de ese desastre natural» y «ofrece sufragios por el eterno descanso de los fallecidos».

Asimismo, ruega a monseñor Thevenin que transmite su «sentido pésame» a «los familiares que lloran la pérdida de sus seres queridos, así como su cercanía espiritual a los heridos y a los que trabajan denodadamente en auxiliar a los damnificados».

Por último, «pide al Señor que derrame sobre todos ellos los dones de la solidaridad, la serenidad espiritual y la esperanza cristiana, en prenda de lo cual les imparte de corazón la bendición apostólica».

1,7 millones de afectados

La erupción del volcán de Fuego, la más fuerte de los últimos años, se produjo este domingo 3 de junio y ha provocado la muerte de al menos 69 personas. Otros 46 ciudadanos guatemaltecos han resultado heridos.

El río de lava que se ha generado tras la erupción ha provocado la evacuación de 3.271 personas y se estima que hay más de 1,7 millones de afectados.

Alfa y Omega