Francisco insta a la unidad con los ortodoxos frente al «ofuscamiento de la fe cristiana» en muchas sociedades - Alfa y Omega

Francisco insta a la unidad con los ortodoxos frente al «ofuscamiento de la fe cristiana» en muchas sociedades

Ante una delegación del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla, el Papa alertó contra el «progresivo ofuscamiento de la fe cristiana» en muchas sociedades que tradicionalmente se decían cristianas y en las que ahora reina «el desprecio de la dignidad humana, la idolatría del dinero, la difusión de la violencia, la absolutización de la ciencia y de la técnica, y la explotación desconsiderada de los recursos naturales»

José Calderero de Aldecoa

Como es habitual, en el marco de la fiesta de los apóstoles Pedro y Pablo –que la Iglesia celebra este viernes-, el Papa recibió en audiencia en el Vaticano a una delegación del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla. «Su presencia con ocasión de las celebraciones en honor de los patronos principales de la Iglesia de Roma es signo de la creciente comunión que une a la Iglesia Católica y al Patriarcado Ecuménico», les dijo Francisco.

Asimismo, hacer memoria conjunta de los apóstoles «significa recordar las raíces comunes sobre las cuales se edifican nuestras Iglesias hermanas, y también tomar conciencia de la común misión al servicio del Evangelio, para generar una humanidad nueva, que tiende a Dios».

Ofuscamiento de la fe cristiana

En su alocución, el Pontífice alertó contra el «progresivo ofuscamiento de la fe cristiana» en muchas sociedades que tradicionalmente se decían cristianas y en las que ahora reina «el desprecio de la dignidad humana, la idolatría del dinero, la difusión de la violencia, la absolutización de la ciencia y de la técnica, y la explotación desconsiderada de los recursos naturales». Es inaceptable, abundó el Santo Padre, «que las formas alternativas de desarrollo y la fuerza de la solidaridad social y de la justicia sean ignoradas y calumniadas».

Ante esta realidad «no podemos resignarnos». «Nuestras Iglesias pueden crear nuevas posibilidades de transformación para nuestro mundo». Y, en este sentido, aseguró sentir consuelo al «constatar que esta afinidad de puntos de vista con mi amado hermano Bartolomé [patriarca Ecuménico de Constantinopla] se traduce en un concreto trabajo común». En los últimos meses el Patriarcado Ecuménico y la Iglesia Católica han colaborado, precisamente, en iniciativas concernientes a temas de notable importancia, como la lucha contra las formas modernas de esclavitud, la defensa de la creación y la búsqueda de la paz.

Antes de concluir, el Papa manifestó su deseo de que se multipliquen las oportunidades en las que católicos y ortodoxos puedan trabajar, rezar y anunciar juntos el único Evangelio de Jesucristo para experimentar cada vez más en este camino común la unidad que, «por gracia de Dios, ya nos une». Precisamente, Bergoglio se encontrará con el patriarca ortodoxo el próximo 7 de julio en Bari para rezar y reflexionar acerca de la trágica situación que aflige a los cristianos de Oriente Medio.