Fondo Nueva Evangelización: «Para celebrar la Misa hace falta un techo» - Alfa y Omega

Fondo Nueva Evangelización: «Para celebrar la Misa hace falta un techo»

La Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Española ha aprobado una nueva partida destinada a los proyectos que sostiene el Fondo Nueva Evangelización en todo el mundo

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo
Foto: CEE

Desde su fundación en 1997, el Fondo Nueva Evangelización ha subvencionado más 3.500 proyectos pastorales con más de 33 millones de euros. Juan Martínez Sáez, director de esta Oficina de la Conferencia Episcopal Española, explica que cuando nació «no existía un canal en el que gestionar este tipo de proyectos: los destinados a construir capillas, templos, salas de catequesis, casas de sacerdotes o de religiosos, difusión de Biblias y de libros litúrgicos… Era una verdadera necesidad que encontraba difícil financiación».

Hace unos días se dio a conocer la segunda partida de la CEE con destino a este Fondo, con lo que este año serán 220 los proyectos beneficiados con 2.030.500 euros. «Este año hemos recibido menos peticiones, quizá porque la pandemia ha hecho que la gente esté trabajando por paliar necesidades más perentorias; y también ha influido la dificultad para realizar algunos tramites que precisamos para la concesión de las ayudas», asegura Martínez Sáez.

Normalmente, son los obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas, parroquias y otras comunidades las que realizan la petición a la Oficina de la CEE. Los proyectos deben tener una identidad católica, y para su aprobación se siguen ciertos criterios: debe haber un fin pastoral y no constituir un gasto ordinario, sino más bien extraordinario; la comunidad debe tener necesidad de ese proyecto y se valora también el alcance que pueda tener en cuanto al número de beneficiarios. «Nosotros ayudamos en la medida de nuestras posibilidades –afirma Martínez Sáez–, pero a veces tienen que buscar una financiación complementaria». Normalmente, cada año se atiene a la mitad de los proyectos, «y los que se quedan fuera es porque no cumplen los requisitos formales, pero intentamos llegar a la mayoría».

En cuanto al tipo de proyectos, más del 50 % están dirigidos a la construcción, «por ser un ámbito que normalmente encuentra difícil financiación y que es absolutamente necesario. Para celebrar la Misa o tener la catequesis hace falta un techo». Y si al principio la mayor parte de las iniciativas financiadas provenían de América, por la numerosísima presencia de misioneros españoles, este año la mayoría de las partidas ha ido para África. «Se ve que la gente nos va conociendo», asegura el responsable de la Oficina del Fondo de Nueva Evangelización. Además, una de las características de esta iniciativa es que «no la cerramos exclusivamente a los misioneros españoles», cuando en otros países este tipo de fondos se destina prioritariamente al clero nacional.

Otro elemento característico es la implicación de los obispos españoles, que financian la mitad de las partidas, mientras que otro 25 % procede de las diócesis. Eso quiere decir que tres cuartas partes de su presupuesto depende de la generosidad de los obispos. «Es un porcentaje muy grande comparado con el de otros países», asegura Juan Martínez Sáez.

El resto procede de congregaciones, monasterios y particulares, pero las previsiones del director del Fondo es que «con la pandemia vamos a ver reducidos nuestros ingresos. Es normal, hay ahora muchas urgencias y necesidades». Por eso hace una llamada a la colaboración de particulares e instituciones, recordando que «en otros países hay también muchas urgencias. Hay muchas comunidades cristianas que necesitan nuestra ayuda».