El Patriarcado de Moscú también está a favor de postergar el Concilio pan-ortodoxo - Alfa y Omega

El Patriarcado de Moscú también está a favor de postergar el Concilio pan-ortodoxo

Redacción

El Patriarcado de Moscú ha hecho público su rechazo oficial a participar en el Concilio pan-ortodoxo que debería iniciarse este jueves 16 de junio en Creta, después de más de mil años de espera.

Tras la reunión extraordinaria del Sínodo de la Iglesia ortodoxa rusa, celebrada este lunes, el jefe del departamento para las Relaciones Eclesiásticas Exteriores, el metropolita Hilarión, insistió en la necesidad de postergar el esperado encuentro, a causa de las defecciones ya anunciadas de algunas Iglesias locales como la búlgara, la georgiana, la serbia y la de Antioquía.

Todas ellas piden enmendar antes algunos de los documentos que los representantes de las catorce Iglesias ortodoxas auto-céfalas deberían promulgar para, posteriormente, convocar un nuevo Concilio, a lo que se opone el Patriarcado de Constantinopla, responsable de la organización del evento. «Todas las Iglesias deberían participar en el Concilio pan-ortodoxo y solo en este caso las decisiones del Concilio serán legítimas», declaró Hilarión, según diversas agencias rusas. «La situación no es catastrófica. Debemos sacar enseñanza de esto y entender que las voces de las Iglesias no pueden ser ignoradas», agregó.

En el comunicado publicado por el Patriarcado ruso, se pide postergar el Concilio y realizar antes un debate general con el consentimiento de los jefes de todas las comunidades. La propuesta es la de «continuar la preparación del Santo y Gran Concilio, que debe ser un gran testimonio de la unidad de la Santa Iglesia», intensificando el trabajo del secretariado pan-ortodoxo para estudiar soluciones sobre los documentos cuestionados.

A la espera de Constantinopla

«Nuestra decisión de postergar el Concilio fue referida a los jefes de las Iglesias ortodoxas. Esperamos ahora la respuesta del patriarca de Constantinopla», declaró a la Tv Rossia24 el portavoz del patriarcado de Moscú, Vladimir Legoida.

Bartolomé I, patriarca de Constantinopla, se ha declarado contrario a postergar el Concilio, porque «ningún marco institucional permite la revisión del proceso sinodal ya en curso». «No está claro el motivo por el cual todas las dificultades ligadas a la convocación del Concilio se manifestaron abiertamente tan tarde y por qué las posiciones de la Iglesias locales, que al final rechazaron participar, las declararon justamente ahora, poco antes de la apertura del Concilio», escribió Vladislav Petrushko, profesor de teología, en su intervención en el portal de información ortodoxa Pravmir.ru. A su parecer, hay errores en la preparación misma del encuentro en Creta, porque no fueron declaradas en modo abierto y enfrentados en modo adecuado las fricciones entre las comunidades.

El profesor Petrushko asegura que «en vez de demostrar nuestra unidad, se ha presentado un cuadro de desacuerdo y de enemistades entre las Iglesias».

Según muchos comentaristas, la cuestión principal que está obstaculizando el Concilio es la famosa rivalidad entre el patriarcado de Moscú, más numeroso y económicamente más relevante, y el de Constantinopla, con su rol histórico de «primus inter pares» y que a los ojos de Rusia está sosteniendo la petición de una Iglesia ucraniana independiente de Moscú.

AsiaNews/Alfa y Omega