El Papa recibe a la niña que quería conocerle antes de quedarse ciega

Lizzy, tiene 5 años y una enfermedad genética degenerativa que la dejará ciega y sorda en un corto periodo de tiempo…

Redacción

Lizzy, tiene 5 años y una enfermedad genética degenerativa que la dejará ciega y sorda en un corto periodo de tiempo.

Antes de que esto suceda la pequeña quería conocer al Papa Francisco en persona, cosa que sucedió este miércoles en la plaza de San Pedro, después de la audiencia general. Su sueño se ha cumplido antes de que Lizzy se suma en las tinieblas.

Elizabeth Lizzy Myers acudió al Vaticano con sus padres y pudo saludar e intercambiar unas palabras con el Santo Padre. Durante unos minutos, no existió nadie más para el Papa, que bendijo los ojos de Myers, le acarició la cara y le aseguró que rezaría por su familia.

Lizzy Myers padece síndrome de Usher, un trastorno genético que causa sordera y ceguera congénita, y había expresado a sus padres «el deseo de conocer» a Bergoglio.

La intención de los padres de Myers de cumplir el deseo de su hija y viajar al Vaticano generó un movimiento solidario que culminó con la invitación a toda la familia por parte de la compañía aérea Turkish Airlines de viajar sin coste a Roma.

Alfa y Omega/EFE