El Papa quería visitar la frontera turca durante su viaje a Armenia pero la idea fue desestimada - Alfa y Omega

El Papa quería visitar la frontera turca durante su viaje a Armenia pero la idea fue desestimada

El Papa barajó la posibilidad de visitar la frontera con Turquía durante su viaje a Armenia del próximo 24 de junio para impulsar las relaciones entre ambos países, si bien la idea finalmente fue desestimada

Redacción

El Papa barajó la posibilidad de visitar la frontera con Turquía durante su viaje a Armenia del próximo 24 de junio para impulsar las relaciones entre ambos países, si bien la idea finalmente fue desestimada.

El vicerrector del Pontificio Colegio Armenio de Roma, Krikor Badichah, explicó este miércoles en un almuerzo informativo que Francisco quería realizar «un gesto a favor de la apertura de la frontera» entre esos países, cerrada por sus múltiples desavenencias. «El proyecto era así, acudir a ese punto y abrir la frontera. Sin embargo finalmente se desvaneció», dijo, antes de subrayar que, en cualquier caso, «se puede esperar de todo del Papa».

Francisco ya se refirió a este tema en noviembre de 2014 durante el vuelo de regreso de su viaje a Turquía, cuando afirmó ante los periodistas que sería «muy hermoso» abrir la frontera. «Una cosa que me preocupa mucho es la frontera turco-armenia: si se pudiera abrir esa frontera, sería algo muy hermoso. Sé que hay problemas geopolíticos en la zona que no facilitan la apertura de esa frontera. Pero debemos orar por la reconciliación de los pueblos», señaló entonces. «También sé que hay buena voluntad por ambas partes, así lo creo, y tenemos que ayudar para que esto se consiga (…) Esperamos que se llegue por un camino de pequeños gestos, de pequeños pasos de acercamiento», añadió.

Turquía y Armenia mantienen la frontera cerrada por sus históricos desencuentros, sobre todo por la guerra que enfrentó en 1993 a Armenia y a Azerbaiyán -aliado de Ankara- por el enclave de la autoproclamada República de Nagorno Karabaj, aún disputada.

Otro obstáculo en las relaciones entre Armenia y Turquía son las matanzas de armenios cometidas por el imperio otomano en 1915, calificadas por Ereván como «genocidio» mientras que Ankara las considera consecuencia de la Primera Guerra Mundial.

En abril de 2015, durante una misa en la basílica de San Pedro, Francisco recordó a la masacre de armenios como «el primer genocidio del siglo XX», lo que provocó una crisis diplomática entre Turquía y la Santa Sede.

El Pontífice visitará del 24 al 26 de junio Armenia, un país en el que alrededor de un 4 % de la población es católica.

Durante su periplo visitará, entre otros lugares, al monumento de Tzitzernakaberd, que recuerda a las víctimas del mencionado genocidio.

EFE/Alfa y Omega