El Papa pide solidaridad, incluso en las grandes ciudades, con ancianos y marginados - Alfa y Omega

El Papa pide solidaridad, incluso en las grandes ciudades, con ancianos y marginados

El Papa Francisco abogó por la solidaridad y la cultura del encuentro para que las sociedades modernas acojan a «los ancianos, marginados y las personas solitarias», en un video-mensaje…

Redacción

El Papa Francisco abogó por la solidaridad y la cultura del encuentro para que las sociedades modernas acojan a «los ancianos, marginados y las personas solitarias», en un video-mensaje publicado este jueves para difundir las intenciones de oración del Papa del mes de junio.

«En las ciudades es frecuente el abandono de ancianos y enfermos. ¿Podemos ignorarlo?», se preguntó Jorge Bergoglio en su lengua materna, el español, en un nuevo vídeo.

«Nuestras ciudades deberían caracterizarse sobre todo por la solidaridad, que no consiste únicamente en dar al necesitado, sino ser responsables los unos de los otros y generar una cultura del encuentro», agregó.

En este sentido, Francisco pidió a los fieles que se unan a su intención de oración universal «para que los ancianos, marginados y las personas solitarias encuentren, incluso en las grandes ciudades, oportunidades de encuentro y solidaridad».

Francisco publica cada mes un vídeo sobre diversos asuntos que considera los principales retos de la humanidad, una iniciativa que se enmarca dentro del Jubileo Extraordinario de la Misericordia, que concluye el próximo noviembre.

En las grabaciones, el Santo Padre se dirige a la cámara y, en español, explica la intención que debe guiar la oración de los católicos en relación a estos problemas.

En anteriores ocasiones, el Pontífice ha reflexionado sobre asuntos como la protección del medioambiente, la igualdad con las mujeres, la explotación laboral o el diálogo interreligioso para fomentar la paz.

Todas las grabaciones están subtituladas en diez idiomas y presentan al Papa lanzando su mensaje pero también imágenes que acompañan e ilustran sus palabras.

EFE/Alfa y Omega