El Papa pide «diálogo» en Chile para poner «fin a las manifestaciones violentas»

Durante la audiencia general de este miércoles, Francisco ha reivindicado «el diálogo» como el «método eclesial para la resolución de conflictos»

Alfa y Omega
Foto: CNS

Durante la audiencia general de este miércoles, Francisco ha reivindicado «el diálogo» como el «método eclesial para la resolución de conflictos»

El Papa se ha mostrado preocupado por la situación de Chile, donde ya han muerto 15 personas y hay cientos de heridos, a raíz de las revueltas generadas después del anuncio de la subida de la tarifa del metro en la capital.

«Sigo con preocupación lo que está sucediendo en Chile. Espero que, poniendo fin a las manifestaciones violentas, a través del diálogo se pueda trabajar para encontrar soluciones a la crisis y hacer frente a las dificultades que la han generado, por el bien de toda la población», ha dicho Francisco al final de la audiencia general de este miércoles.

Precisamente, para este miércoles y jueves hay convocada en Chile una huelga general a pesar de que el presidente chileno pidió perdón el martes por su «falta de visión» y anunció una «renovada agencia social».

Sebastián Piñera informó de un aumento del 20 % de las pensiones más bajas, la creación de un salario mínimo garantizado, el congelamiento de las tarifas de electricidad o la reducción de los salarios de los parlamentarios, entre otras medidas.

Diálogo y escucha en la Iglesia

Previamente, durante la catequesis, el Pontífice ha pedido a los obispos y presbíteros que «superen las cerrazones y las tensiones» y ha recordado que el primer concilio de la Iglesia, el de Jerusalén, prueba que la Iglesia resuelve «conflictos dialogando y escuchando con atención».

En este sentido, ha reivindicado «el diálogo» como el «método eclesial para la resolución de conflictos» así como la «escucha paciente sobre el discernimiento cumplido a la luz del Espíritu Santo».

Estas declaraciones del Papa llegan pocos días antes de que los padres sinodales tengan que votar, este sábado, el texto final del Sínodo de la Amazonía, que ha generado un gran debate en la Iglesia Católica.

«La Iglesia no es una fortaleza inexpugnable, sino una tienda capaz de agrandar su espacio para dar su acceso a todos. Es una Iglesia con las puertas abiertas», ha subrayado el Santo Padre. «Cuando veo una iglesia con las puertas cerradas es una señal fea, la iglesias deben siempre tener las puertas abiertas. Si la Iglesia no es en salida, no es Iglesia», ha añadido.

Bergoglio ha concluido la catequesis instando a pedir «al Señor que se refuercen en todos los cristianos, especialmente en los obispos y presbíteros, el deseo y la responsabilidad de la comunión».

Alfa y Omega/Europa press