El Papa a los jóvenes: «Dios no quiere fotocopias, solo originales» - Alfa y Omega

El Papa a los jóvenes: «Dios no quiere fotocopias, solo originales»

Ha recibido en el Vaticano a un grupo de jóvenes que han participado en un campamento organizado en Italia por el método Alpha

Ángeles Conde Mir
Foto: Vatican Media

Francisco ha recibido a los jóvenes del Alpha Camp. Se trata de una acampada que ha reunido durante unos días a jóvenes de toda Europa en Italia siguiendo el método de evangelización Alpha.

El Papa les ha explicado que, pese a haber nacido en un contexto secularizado como es Europa, sabe que en sus corazones resuenan las preguntas importantes de todos los tiempos. «Sabed que Dios ama las preguntas y, de alguna manera, las ama más que las respuestas», les ha dicho el Santo Padre que, a continuación, les ha aclarado por qué: «Porque las respuestas son cerradas mientras que las preguntas son abiertas», ha concluido. Por eso, una persona que vive de preguntarse será siempre una persona abierta. Por tanto, les ha pedido que se hagan preguntas siempre y, sobre todo, una fundamental, «¿qué busco?». «Si uno se hace esta pregunta será joven, aunque tenga 80 años y si no se la hace será viejo, aunque tenga 20», ha bromeado Francisco con estos muchachos.

Francisco ha recordado a los jóvenes indígenas que conoció hace unos días en Canadá. Ha asegurado a sus invitados que no son tan distintos a aquellos muchachos porque todos los jóvenes experimentan una sensación de «incompletitud», «un deseo de plenitud de vida, de alegría y de significado». El Papa les ha dicho que esa «plenitud» es Jesús y que, de su mano, nadie es incompleto. Y les ha recordado que ese fue precisamente el núcleo de su exhortación apostólica Christus vivit, que Jesús rejuvenece especialmente «cuando te sientes viejo por la tristeza, el rencor, el miedo, las dudas o los fracasos». Les ha dicho Francisco que precisamente experimentó esa presencia de Jesús que da fuerza y esperanza cuando, con 17 años, sintió la llamada.

«Unidos a Jesús cada uno se convierte en una semilla destinada a germinar, a crecer y a dar fruto. Pero es necesario seguirle. Decir no al egoísmo, decir no al egocentrismo, decir no al aparentar más de lo que somos. No. Saber decir que no a vivir cerrados» les ha recomendado el Pontífice que además les ha invitado a hacer frente a las dificultades y problemas, no a evadirlos, y a acompañarse siempre por Jesús y por los demás.

Por último, los ha animado a ser originales porque Dios ama a cada uno por lo que es: «Dios no quiere fotocopias, solo originales. ¿Sabéis a quien le gustaba decirlo? A un joven, el beato Carlo Acutis». El Papa ha propuesto a este joven como modelo de una vida terrena corta, pero plena y les ha insistido en que «Jesús no es una idea o una regla moral». «Jesús es una persona, un amigo y un compañero de camino», ha concluido Francisco.