El Gobierno de Baleares recula y autoriza el culto en toda la isla

El Govern de las islas Baleares ha dado marcha atrás a su cierre de prohibir el culto en dos parroquias de Ibiza para controlar la pandemia. El Obispado ha retirado el recurso que interpuso contra la decisión del Ejecutivo regional

Redacción
Foto: Obispado de Ibiza

El administrador diocesano de Ibiza y Formentera, el sacerdote Vicente Ribas Prats, ha comunicado que el Govern de las islas Baleares ha modificado las restricciones con respecto a los lugares de culto en el centro de Ibiza, que impedían el culto en dos parroquias de la ciudad.

La decisión del gobierno balear entró en vigor el 18 de septiembre y fue contestada rápidamente por el administrador diocesano como una medida «desproporcionada e injustificada», tras la que no había «ningún criterio objetivo, excepto la pura y más absoluta arbitrariedad». Poco después, la diócesis presentó un recurso ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares contra esta medida.

Ahora, tras el paso atrás del Govern, el Obispado ha anunciado que ha retirado su recurso y los fieles podrán asistir a Misa a sus parroquias, siempre y cuando vivan en la zona confinada y no superen el 25 % del aforo permitido. «Se restablece un derecho del que habíamos sido privados», afirma Ribas Prats en el comunicado diocesano.