Doce startups ponen en práctica la Laudato si' mejorando la vida de los refugiados

Representan a siete países, trabajan en sectores de idiomas, empleo y fintech y la mayoría (ocho) están lideradas por mujeres

Fran Otero
Equipo de Tarjimly

Representan a siete países, trabajan en sectores de idiomas, empleo y fintech y la mayoría (ocho) están lideradas por mujeres

Son empresas innovadoras de sectores como el aprendizaje de idiomas, la promoción del empleo o fintech (tecnología financiera); representan a siete países y la mayoría están lideradas por mujeres. Y todas tienen como protagonistas a refugiados o migrantes. Estas son las características de las doce startups que el Papa Francisco promoverá a través del programa Laudato Si Challenge (LSC), que este año se centra en la atención a aquellos que se han visto obligados a dejar sus países de origen.

Según ha explicado Eric Harr, CEO de LSC, en la convocatoria de este año se recibieron más de 100 solicitudes de una veintena de países y de todos los contextos culturales y religiosos. De ellas, pasaron a una segunda fase un total de 55, mientras que ahora se han dado a conocer la docena que recibirá ayuda económica del programa inspirado por el propio Papa, que alcanza su segunda edición. Además, seis de ellas participarán en un evento público en diciembre en el Vaticano, donde presentarán sus proyectos ante 70 personalidades del sector público, privado y de sectores ligados a la religión para analizar la posibilidad de escalar sus propuestas.

Estas son las doce elegidas por los miembros del jurado, compuesto por renombrados expertos en ética y reconocidos inversores profesionales:

BanQu

Utiliza una de las tecnologías más de moda, el blockchain (una especie de base de datos a través de la que se pueden hacer distintas transacciones, económicas o no), para que los refugiados tengan una identidad económica segura e inmutable que les permita mayores oportunidades en todo el mundo. Esta empresa ofrece una plataforma donde los refugiados y los más pobres del mundo pueden tener un perfil online seguro y gratuito donde seguir sus relaciones y transacciones. Así, los beneficiarios construyen una identidad económica que será un requisito para sus futuras transacciones o para participar en una economía global.

Chatterbox

Mursal Hedayat, fundadora de Chatterbox

Ofrece clases de idiomas impartidas por refugiados. Nació de la experiencia de Mursal Hedayat como refugiada. Tuvo que abandonar Afganistán con destino al Reino Unido con su madre. Esta, a pesar de ser ingeniera, tuvo dificultades para encontrar trabajo y tuvo que recurrir a empleos muy mal pagados. Chatterbox quiere aprovechar todo el talento de los refugiados desaprovechado.

Tarjimly

Significa traducir en árabe, farsi y turco, entre otros idiomas. A través de un bot en la aplicación de Messenger en Facebook pone en contacto a refugiados con un traductor voluntario en un minuto. Este le ayuda en la comunicación con diversos actores, ya sean médicos, abogados o cooperantes. También ofrecen asistencia para la traducción de documentos.

Lemon Tree Trust

Surgió de un viaje de la fundadora, Stephanie Hunt, al campo de Azraq en Jordania. Le impresionaron los jardines de los desplazados en un terreno prácticamente lunar. Y así creó Lemon Tree Trust, que desarrolla su labor en el Kurdistán iraquí. Allí patrocina una competición de jardines, donde  las familias luchan por un premio mientras reciben formación en horticultura y aspiran a crear pequeñas empresas o cooperativas.

doctHERs

En Pakistán, el 75 % de las graduadas en Medicina son mujeres, pero de estas solo un 25 % se dedica a la práctica médica. Ante esta realidad lucha doctHERs, que conecta la capacidad infrautilizada de esta doctoras con las necesidades de pakistaníes que no tienen ningún tipo de atención, de los desplazados internos e incluso de refugiados procedentes de Afganistán. Este proyecto ofrece protección social a esta población con un seguro de salud que le otorga acceso 24 horas a atención de médicos de familia y especialistas, así como la posibilidad de acudir a hospitales privados.

Five One Labs

Es una incubadora de startups que ayuda a emprendedores refugiados o que viven en zonas de conflicto a lanzar sus negocios. Nació en el Kurdistán iraquí para ayudar a las personas a reconstruir sus vidas y contribuir al crecimiento económico de sus comunidades. Five One Labs ofrece formación, acompañamiento de emprendedores de Estados Unidos y una comunidad con quien compartir su experiencia.

Leaf Global Fintech

Permite a sus clientes tener acceso y mantener sus ahorros cuando están en un proceso migratorio. Los migrantes y refugiados suelen llevar su dinero encima y, por lo tanto, son susceptibles de robos, de devaluaciones o incluso de comisiones por cambio de moneda. Leaf digitaliza el proceso y reduce las comisiones. Además, el dinero está protegido y disponible allá donde el cliente vaya.

Natakallam

A través de la economía digital –los refugiados se convierten en traductores o profesores de conversación en árabe, persa o español–, proporciona unos ingresos mínimos a las personas desplazadas de modo que puedan recuperar su dignidad. Los usuarios de esta plataforma, además de ayudar a los refugiados a cambio de clases de conversación, podrán entablar un diálogo cultural que busca, como dicen en la propia organización, «construir puentes cuando los líderes políticos hablan de muros».

Samasource

Esta empresa social con numerosos reconocimientos lucha contra la pobreza en todo el mundo ofreciendo las habilidades necesarias para el trabajo a personas en situación de marginación de modo que puedan desarrollarse. Cuentan con un programa de impulso de emprendedores que se está trabajando en los campos de refugiados de Grecia y en el de Dadaab, en Kenia.

Jardín en el Campo de Refugiados de Azraq (Jordania) promovido por Lemon Tree Trust

Sep-Jordan

Es una empresa textil con los más altos estándares de calidad en Oriente Medio. Permite que miles de refugiados cuenten sus historias a través de sus trabajos. Porque son los propios refugiados los que elaboran los distintos productos que luego se venden a través de internet. Cuando más crece la marca, más personas trabajan y más familias y comunidades prosperan.

WheatherTec

Su objetivo es evitar la migración forzada, es decir, que las personas se conviertan en refugiados. Pero con su acción también mejorará la situación en los campos de refugiados, se garantizará la seguridad alimentaria y del agua, así como los empleos en la agricultura y comercio. En definitiva, mejorará las condiciones de vida. ¿Cómo lo hacen? Utiliza, por ejemplo, la tecnología de ionización para aumentar las precipitaciones en regiones semiáridas, una fórmula completamente respetuosa con el medio ambiente.

WorkAround Online

Ayuda a los refugiados a través del trabajo. Conecta a las personas en esta situación con diferentes empresas que ofrecen empleo de distintos niveles de habilidad y conocimiento. Además, también proponen formación específica para el empleo y consejos profesionales sobre redacción de currículums, entrevistas, comunicaciones…

Fran Otero