Día de las Personas con Discapacidad: «Tienen derecho al trabajo» - Alfa y Omega

Día de las Personas con Discapacidad: «Tienen derecho al trabajo»

El Día Internacional de las Personas con Discapacidad está marcado este año por el bajón de empleabilidad que están experimentando por la pandemia, pero ni ellos, ni las empresas, ni las organizaciones que les apoyan tiran la toalla

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo
Unas personas con discapacidad intelectual, en el taller de dulces y golosinas, en la sede de la fundación Alapar, de Madrid, España, el 3 de diciembre de 2020. Foto: Guillermo Navarro

El empleo de las personas con discapacidad se está viendo muy condicionado por la crisis económica actual, pues la empleabilidad de este colectivo ha descendido un 32 % en el tercer trimestre del año, según datos del Observatorio sobre discapacidad y mercado de trabajo en España (Odismet).

Desde que estalló la pandemia, han sido cerca de 84.700 empleos los que han perdido, lo que supone un brusco descenso tras siete años consecutivos de crecimiento. De hecho, solo una de cada cuatro personas con discapacidad se encuentra actualmente trabajando, y cada vez son menos.

Según Odismet, esta situación se debe a que el 80 % de la población con discapacidad concentra su empleo en el sector servicios, uno de los más castigados por la crisis. Además, un 34 % de las personas que forman este colectivo ha visto agravada su salud física durante este año, un 50 % su salud psíquica, y un 34 % se ha visto obligado a tomar ansiolíticos o antidepresivos.

Para combatir esta situación, más de 260 empresas han unido sus esfuerzos para impulsar su empleabilidad en torno a la Semana de la Discapacidad organizada por la Fundación Adecco, en la que se celebran hasta el viernes más de 85 talleres formativos para apoyar la inclusión laboral de estas personas.

En estas sesiones, los participantes están teniendo la oportunidad de desarrollar sus competencias estratégicas para conseguir empleo, definir su objetivo profesional o conocer los nichos de trabajo emergentes en estos tiempos de pandemia. También están recibiendo formación en videoentrevistas y manejo de las redes sociales, en un acercamiento al mundo empresarial actual que Francisco Moreno, director general de la Fundación Adecco, valora como un desafío: «Contar con las personas con discapacidad no debe asociarse con filantropía o responsabilidad social, sino que es un básico en tiempos difíciles, una condición indispensable para que nuestras empresas sean más productivas y resilientes».

En este mismo contexto, la fundación ha difundido un video protagonizado por Pablo Pineda, Desirée Vila y María Petit, todos ellos referentes del mundo de la discapacidad, en el que llaman a la empatía y a la igualdad de todas las personas en esta coyuntura económica.

En busca de la igualdad

De este compromiso por el empleo de estas personas participa también la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, que durante el año pasado empleó a más de 340 personas con discapacidad en los cinco centros especiales de empleo que tiene en España, diseñados para promover una integración laboral real.

En este sentido, el responsable de inserción sociolaboral del centro San Juan de Dios de Valladolid, Alberto Pascual, ha declarado que «el empleo supone un punto de apoyo importante para la autonomía de las personas con discapacidad», pues según su experiencia «mejora su autoconcepto, aumenta su responsabilidad y mejora de manera directa su estado emocional».

Los sectores en los que la Orden emplea a las personas con discapacidad abarcan la jardinería, limpieza, lavanderías industriales, envasado alimentario, venta y distribución de frutas y verduras, hostelería, talleres ocupacionales y gestión de residuos.

Para el hermano Germán Moreno, responsable del centro de Ciempozuelos, «desde el momento en que consideramos que todas las personas tienen el derecho al trabajo, no podemos ni debemos excluir a las personas con discapacidad». En estos años ha comprobado cómo muchos de sus trabajadores, «ante la dificultad de encontrar trabajo remunerado en el mercado laboral, han conseguido realizarse profesionalmente en nuestros centros y cumplir con sus expectativas, como cualquier persona».