COMECE lamenta la visión «unilateral» sobre el aborto del informe Matić

COMECE lamenta la visión «unilateral» sobre el aborto del informe Matić

Los obispos responden a la promoción del aborto como un derecho que prepara el Parlamento Europeo. «No ha sido reconocido como tal» por ninguna declaración oficial ni tribunal, ha afirmado también esta semana One of Us

Redacción
El Parlamento Europeo votará sobre el aborto
Vista del Parlamento Europeo. Foto: Wikipedia

La Comisión de Conferencias Episcopales de la Comunidad Europea (COMECE) ha lamentado que el Informe sobre la situación relativa a la salud y los derechos sexuales y reproductivos en la Unión, en el marco de la salud de la mujer, conocido como informe Matić, adopte «una perspectiva unilateral» sobre el tema del aborto. Así, «no toma plenamente en cuenta el entorno de vida de las personas afectadas y los derechos humanos relacionados». Lo afirma la Secretaría de la comisión en su toma de postura, hecha pública el jueves.

Con este documento los episcopados europeos han querido alzar su voz ante la votación de esta resolución en el plano del Parlamento Europeo, previsiblemente la semana que viene. El texto reconoce la importancia de proteger la salud como «fundamento esencial de una vida digna»; así como los derechos de las mujeres. Sin embargo, pide a todos los parlamentarios que tomen en consideración lo sensible y complejo del tema, que «exige un equilibrio legal y ético de todos los derechos en cuestión».

La resolución, subrayan, viola el principio de subsidiariedad e ignora que es responsabilidad de los Estados miembros de la UE definir su política de salud. «Esto es particularmente cierto en áreas altamente sensibles» como el aborto, se lee en el comunicado. Además, elinforme Matić «también niega el derecho fundamental a la objeción de conciencia, que es una emanación de la libertad de conciencia según lo dispuesto en el artículo 10.1 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea».

«El aborto no es un derecho»

El juicio negativo de COMECE se suma al publicado también esta semana por la plataforma europea One of Us. En él, esta red de entidades provida y profamilia de la UE pide «a nuestros representantes parlamentarios europeos una reformulación urgente de este asunto» que anule dicho informe.

El proyecto de resolución redactado por el eurodiputado socialista croata Predrag Fred Matić «no defiende los derechos humanos, porque el aborto no es un derecho humano». De hecho, «no ha sido reconocido» como tal «por ninguna declaración ni por ningún tribunal internacional».

La plataforma lamenta que, «en lugar de ofrecer verdaderas alternativas a las mujeres que están esperando un hijo, informándolas adecuadamente» como en cualquier campo sanitario, les ofrece «la eliminación del hijo» como «opción única o preferencial». Esto «atenta directamente a la dignidad de la mujer en su maternidad».