Cisma entre ortodoxos: La Iglesia rusa rompe con el Patriarcado de Constantinopla

Los miembros del Santo Sínodo de la Iglesia ortodoxa rusa han decidido romper la «comunión eucarística» con el Patriarcado ecuménico de Constantinopla después de que el Sínodo de la Iglesia de Constantinopla anulara el tomos (decreto) que subordinaba la iglesia ucraniana a la rusa desde 1686

Alfa y Omega
Foto: CNS

Los miembros del Santo Sínodo de la Iglesia ortodoxa rusa han decidido romper la «comunión eucarística» con el Patriarcado ecuménico de Constantinopla después de que el Sínodo de la Iglesia de Constantinopla anulara el tomos (decreto) que subordinaba la iglesia ucraniana a la rusa desde 1686

Cisma en la Iglesia Ortodoxa. La Iglesia ortodoxa rusa ha roto todos los víncuils con el Patriarcado de Constantinopla: «Con gran dolor nuestro, los miembros del Santo Sínodo [de la Iglesia ortodoxa rusa] han considerado imposible seguir estando en comunión eucarística con el Patriarcado de Constantinopla».

La decisión rusa llega después de que el Sínodo de la Iglesia de Constantinopla anulara el tomos (decreto) que subordinaba la iglesia ucraniana a la rusa desde 1686. Asimismo, Bartolomé levantó el anatema que existía sobre Filaret, el líder de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana, que fue excomulgado por Moscú por autoproclamar en su momento una iglesia independiente del Patriarcado ruso.

«Todo esto pone al Patriarcado de Constantinopla fuera del espacio canónico y, con gran dolor nuestro, vuelve imposible para nosotros continuar la comunión eucarística con su jerarquía, clero y laicos», se lee en el comunicado ruso.

«De ahora en adelante, y hasta cuando el Patriarcado de Constantinopla no haya abandonado sus decisiones anti-canónicas, es imposible para todo el clero de la Iglesia ortodoxa rusa concelebrar con el clero de la Iglesia de Constantinopla y para los laicos participar en los sacramentos administrados en sus iglesias».

A pesar de la gravedad del comunicado, la Iglesia Ortodoxa rusa todavía alberga esperanzas de que se revierta la situación. El metropolita Hilarión de Volokolamsk, jefe del Departamento para las relaciones externas del Patriarcado de Moscú, ha manifestado su deseo de que «el sentido común venza y que el Patriarcado de Constantinopla cambie su actitud, reconociendo la realidad eclesiástica existente». Hasta entonces, «no podremos estar en comunión con aquella Iglesia».

Alfa y Omega