Hasta pronto

Queridísima Lolita: Recibe un beso muy fuerte de tus hijos, nietos y del que más te ha querido en estos 53 años que hemos vivido juntos.

Desde el 11 de septiembre te despedimos físicamente y en la oración. Estábamos alrededor de nuestra cama, donde te besamos, te acariciamos y yo te cerré los labios. Desde ese día no nos hemos visto físicamente, pero ahora te veo en todo lo que me habla de ti: nuestros hijos, nuestros nietos, nuestras cosas…

He comentado con nuestros hijos y nietos lo fuerte que has sido en la enfermedad. Ni ellos ni yo te hemos oído decir una sola vez: «¡Qué dolor!». Decías siempre: «Estoy mejor», y nosotros sabíamos que no, claro. Querías sufrir el dolor en soledad. ¡Gracias, mamá, por esa actitud de servicio!

¿Qué recibimiento habrás tenido en el cielo? ¡Qué contento se habrá puesto nuestro hijo Vicente y tantos seres queridos! Te habrán recibido con los brazos abiertos. Como habrás visto desde el cielo, la Iglesia a la que tanto has querido, su jerarquía y nuestros hermanos en la fe han estado contigo. Te merecías ese cariño. ¡Has sido muy buena! Seguirás pasando desapercibida en el cielo, como siempre…

Te voy a dejar ya, y lo voy a hacer ante el sagrario. Ahí nos veremos todos los días. A pesar de mi fe y mi esperanza te seguimos y te seguiremos llorando. Besos

Fausto Marín
Diácono permanente. Madrid


Cáritas es la Iglesia

El Secretario General de Cáritas Española ha sido entrevistado en TVE sobre la pobreza en España y el problema de los refugiados. No recuerdo que en ningún momento alguien haya relacionado a Cáritas con el cristianismo y la Iglesia católica, sino solo con una ONG de carácter social, lo que está muy bien. Pero siempre es positiva una mayor información y transparencia para recordar quién está detrás de Cáritas: la Iglesia católica.

Juan Peris Balanca
Sagunto (Valencia)


Naturaleza y familia

Durante estos días se está celebrando en Roma el Sínodo de los Obispos sobre la familia. Recientemente el Papa Francisco en su última encíclica, Laudato si, también hizo referencia a la familia. Pienso que es oportuno recordar que allí se indica que «un cambio en los estilos de vida podría llegar a ejercer una sana presión sobre los que tienen poder político, económico y social. Es lo que ocurre cuando los movimientos de consumidores logran que dejen de adquirirse ciertos productos y así se vuelven efectivos para modificar el comportamiento de las empresas, forzándolas a considerar el impacto ambiental y los patrones de producción. Es muy noble el deber de cuidar la creación con pequeñas acciones cotidianas».

Plácido Cabrera Ibáñez
Jaén


Las cartas dirigidas a esta sección deberán ir firmadas y con el nº del DNI, y tener una extensión máxima de diez líneas. Alfa y Omega se reserva el derecho de resumir y editar su contenido.