Cáritas Siria, una luz en siete años de guerra

Solo en 2017 ofreció ayuda médica a más de 30.000 personas y alimentos a cerca de 45.000.  Un total de 19.000 se beneficiaron de sus programas de educación, mientras que 14.000 pudieron acceder a agua potable

Alfa y Omega
Foto: AFP Photo/Hasan Mohamed

Solo en 2017 ofreció ayuda médica a más de 30.000 personas y alimentos a cerca de 45.000.  Un total de 19.000 se beneficiaron de sus programas de educación, mientras que 14.000 pudieron acceder a agua potable

Este jueves se cumplen siete años de la guerra en Siria, que ha dejado por el camino millones de damnificados y que, sin la implicación de organizaciones sociales y eclesial, la vida sería todavía peor. Y entre ellas Cáritas, sobre todo Cáritas Siria, trabajando sobre el terreno, y que se ha hecho presente en todos los momentos de este conflicto sangriento que se ha cobrado la vida de casi medio millón de personas y que el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, definió como «infierno».

Pues bien, con motivo de este aniversario en el que no hay nada que celebrar, Cáritas Siria difundió un informe sobre el trabajo humanitario llevado a cabo a lo largo de todos estos años en Damasco, Homs, Lattakie, Tatous, Alepo y Al Hassakeh, con el apoyo de las Cáritas de todo el mundo y, entre ellas, de Cáritas Española. La conclusión es que la población civil continúa soportando el peso de un conflicto marcado por el sufrimiento, la destrucción y el desprecio por la vida humana. En cifras, 13,5 millones de personas requieren asistencia humanitaria, incluyendo a las 4,7 millones que están atrapadas en áreas sitiadas o de difícil acceso.

A la situación de estas personas, añade el informe, hay que añadir el de las refugiadas: tres millones en Turquía, un millón en Líbano y 660.000 en Jordania. «Siria se ha convertido en la mayor crisis de desplazamiento forzado desde la Segunda Guerra Mundial. De hecho, más de la mitad de la población del país antes del conflicto ha sido desplazada por la fuerza», recoge.

En este contexto, Cáritas Siria ha conseguido dar respuesta a muchas de las necesidades humanitarias de la población gracias a seis oficinas distribuidas por todo el país. Sus principales logros en 2017 fueron los siguientes:

  • Ayuda médica a 30.809 personas
  • Distribución de alimentos a 44.206 personas
  • Educación para 18.812 personas
  • Ayudas de alquiler a 21.662 personas
  • Ropa y vestido para 26.254 personas
  • Artículos higiénicos para 40.007 personas
  • Ayuda económica en efectivo a 8.672 personas
  • Asistencia a 4 882 personas mayores
  • Apoyo psicológico a 2.566 personas
  • Suministro de agua potable a 13 951 personas

Durante este curso, la institución eclesial seguirá ofreciendo estos servicios para los que necesitará más ayuda internacional que recibirá, de entre otras instituciones, de Cáritas Española, que ya en 2017 envió a Siria cerca de 350.000 euros para tres proyectos.

Alfa y Omega