Cardenal Osoro: Una sociedad que cierra las puertas a los refugiados «alguna enfermedad tiene»

Redacción

En una entrevista en RNE Cantabria, el cardenal Osoro ha pedido que los refugiados puedan entrar a España «con la dignidad que todo ser humano se merece». «Todo ser humano, por el hecho de ser imagen y semejanza de Dios tiene derecho a pisar un suelo, a tener suelo, a tener un lugar donde situarse, donde permanecer, donde realizarse como persona y todos tenemos obligación de hacer que esto suceda». Si en una sociedad «esto no se da» es que «algo está funcionando mal», dijo. «Alguna enfermedad tiene esa sociedad y ese mundo».

El arzobispo de Madrid, el cardenal Carlos Osoro, ve «deseos» y «esfuerzos» de los países europeos de solucionar la crisis de los refugiados, pero advierte de que «las puertas nunca se pueden cerrar a nadie».

«Otra cosa es cómo tengan que entrar», puntualizó, ya que «a veces no es fácil conjugar las necesidades imperiosas de la gente que está llamando a la puerta y que necesita un lugar» y la «convivencia en el lugar de origen». «Pero esfuerzos se están haciendo», añadió.

En lo que respecta a la Iglesia, «está haciendo lo que nos dijo Jesús: Amaos como yo os he amado. No puede poner fronteras la Iglesia», dijo Osoro. Y siguiendo el magisterio de Francisco y de Benedicto XVI, remarcó que el «problema real» en el mundo no es la crisis económica sino una «crisis antropológica».

Frente a esta crisis, lo mejor que puede hacer la Iglesia es presentar a Dios. «Que no es imponérselo a nadie pero sí tenerlo presente. Dios es un dios que no estorba, es el que más libertad nos da» y nos hace «capaces de respetar a los demás». «Nos hace mirar a los demás, no como enemigos o como alguien que me estorba sino como un hermano al cual yo necesito buscarle un lugar».

Agencias / Redacción